De acuerdo con la Arquidiócesis de Xalapa afirmó que los recientes fallos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), evidencian cómo el máximo tribunal de justicia de la nación mexicana se ha colocado del lado de una agenda “globalista, injerencista y antivida”.

Esto relativo al Código Penal de Coahuila y a la Constitución Política de Sinaloa con los cuales se ha despenalizado el aborto y se ha declarado que es inconstitucional proteger la vida desde la concepción.

En un comunicado dominical expuso que el pasado 7 de septiembre, 10 ministros de la SCJN, votaron en forma concertada y sospechosa a favor de invalidar algunos artículos del Código Penal de Coahuila donde se señalaba una pena de cárcel por el delito del aborto, así como sanciones a profesionales de la salud que participaran en ese acto criminal.

Remarcó que dos días después, el 9 de septiembre, los ministros de la Corte establecieron que es inconstitucional proteger la vida desde la concepción como lo establecía la Constitución de Sinaloa.

Te puede interesar: Hallan en Egipto un conjunto de herramientas rituales en el lugar de un templo antiguo

“Observamos con preocupación una acción extralimitada, totalitaria e injusta. Los ministros de la Corte pasaron por encima del primero de los derechos humanos, el derecho a la vida, le arrebataron a los congresos locales sus facultades de decisión y pisotearon la voluntad popular pues 2 de cada 3 mexicanos está a favor de la vida”, expuso.

Sostuvo que los ministros encargados de velar por la justicia de todos los mexicanos dejan sin protección jurídica a una parte de la población, a los bebés que se gestan en el vientre materno, negándoles personalidad, ignorando los datos de la ciencia y juzgando con criterios y un lenguaje ideológico.

Con estas resoluciones expusieron, se condena a muerte a miles de bebés por nacer; se da permiso para matar a los inocentes.

“El aborto provocado es un acto criminal que destruye la vida de una persona inocente. Es un delito con todas las agravantes de la ley de alevosía, ventaja y premeditación. Tan grave es el crimen del aborto que en la Iglesia católica causa la pena de excomunión”.

Reiteró que la Iglesia católica debe ser fiel a las enseñanzas de Jesucristo y por eso defenderá siempre toda vida humana desde la concepción hasta su desenlace natural.

Publicidad