La construcción de la granja avícola en la comunidad de Los Atlixcos avanza a paso “agigantado” y las autoridades ambientales siguen siendo omisas ante el impacto ambiental que genera.

A decir de José Cruz Domínguez Osorio vecino de ese lugar, el pasado 11 de diciembre tras ser clausuradas las obras, fueron retirados los sellos, sin tener información oficial de quién lo autorizó.

“Ya hay un avance por parte de la compañía, un avance bastante considerable, ya están armadas alredeornde cuatro estructuras, ya hay dos gallineros techados y nosotros seguimos solicitando audiciencias ante la SEDEMA para que nos informen sobre el estatus”, añadió.

Expuso que han seguido avanzado con la obra porque aunque se les impuso una multa, la cubrieron y se les autorizó seguir trabajando.

“Ya el avance y el lastime hacia la naturaleza continúa, y están avanzando, la ciudadanos de Atlico y otros pueblos siguen preguntándose por qué continúan si todavía no cuentan con el Manifiesto de Impacto Ambiental, es lo que estamos preguntándonos”, abundó.

Agregó que la empresa adquirió un nuevo predio entre el tramo carretero  que va hacia Palma Sola por la parte norte en la comunidad de Colorado, Veracruz y desconocen los impactos que ello pueda tener pues están construyendo un corredor industrial avícola.

“Allí en los Atlixcos empezó la problemática del acarreo de agua de la presa de la cual el agua es ocupada en el tiempo de sequía que se avecina. Se prevé que va a estar fuerte y peor que el año anterior por lo que los ganaderos que se surten de esa agua están preocupados por esa razón”, lamentó.

Publicidad