Integrantes del Consejo Veracruzano Citrícola advirtieron que la entidad se encuentra plagada de Huanglongbing, lo cual ha provocado que decenas miles de árboles hayan tenido que ser no sólo arrancados, sino quemados, mermando la producción nacional.

Ante esto, reprocharon la falta de atención por parte de las autoridades federales como estatales, en brindar apoyos a los productores para aminorar los daños de esta paga.

Confirmaron que el factor que anda perjudicando a la citricultura es el Huanglongbing (HLB), el cual se encuentra atacando duramente a la producción veracruzana, lo que pondrían en jaque al campo agrícola en particular al limón persa, el cual podría ser frenado en sus exportaciones.

Expusieron que, “Veracruz es el sexto productor a nivel mundial, tendríamos el riesgo de perderlo, porque tenemos la amenaza del vector”.

Mencionaron que la Entidad veracruzana cuenta con alrededor de 240,000 hectáreas de cítricos, de las cuales se desglosan en 168,500 que pertenecen a naranja, de 47,500 para limón, mientras que 16.500 son de tangerina, finalmente 7,500 de toronja, por lo que aseguraron que es vital su cuidado.

Sostuvieron que la actividad citrícola es de los principales cultivos que se producen en Veracruz, se encuentra posesionada como la tercera actividad más importante en superficie y la segunda que genera mayor valor de comercializar, pues subrayaron que el campo citrícola requiere de mantener baja la incidencia de la enfermedad del HLB.

Finalmente dijeron que el campo veracruzano requiere de inversión por parte de los gobiernos, para que la enfermedad no continúe afectando a los cultivos como ha ocurrido en otros estados y países, donde ha perjudicado tanto al cultivo como la economía de los productores.

Publicidad