El presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, cerró por tiempo indefinido el bulevar Manuel Ávila Camacho, ello ante el número de personas que se congregan ahí y a pesar de las medidas preventivas que se han implementado para evitar contagios por coronavirus COVID-19.

El alcalde demandó al gobernador, Cuitláhuac García, el uso de la fuerza pública para detener a quienes que no respeten la cuarentena e insistan en acudir a las playas durante este periodo.

Dijo que pese a las medidas tomadas y exhortos a la sociedad para acatar las indicaciones pertinentes, muchas personas siguen visitando las áreas turísticas, sin tomar en cuenta la contingencia y poniendo en riesgo al resto de la población.

Yunes Márquez advirtió que desde el 18 de marzo solicitó que la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT) cerrara las playas en Veracruz, pero no se ha hecho, por lo que advirtió que los contagios por coronavirus pueden aumentar si no se toman medidas más estrictas por parte de los Gobiernos federal y del estado. 

“Este problema se puede agravar con motivo de la Semana Santa, por lo que solicito a los gobiernos federal y estatal su intervención urgente. Es momento de actuar con decisión y mano firme. Es momento de hacerlo por todas las familias de Veracruz”.

Publicidad