La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advirtió que en la última década el tráfico y secuestro de migrantes en México incrementó en un 600 por ciento, concentrándose particularmente en las entidades de Chiapas, Nuevo León, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas.

Las personas más afectadas son nacionales de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Cuba, aunque en los últimos 2 años han detectado presencia de asiáticos e incluso africanos, que no era común verlos cruzar por territorio mexicano.

A través del Informe Especial sobre la situación que guarda el tráfico y el secuestro en perjuicio de personas migrantes en México 2011-2020, la CNDH señaló que los últimos años, la Guardia Nacional, la Secretaría de Marina, el Ejército la Secretaría de Seguridad Pública reportaron su participación de manera indirecta en 2,340 operativos relacionados con el tráfico de personas extranjeras en México, 16 con el secuestro y 1 vinculado con los dos ilícitos.

Anuncios

Te puede interesar: Alcaldesa de Nautla, al Registro de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que derivado de un trabajo especial realizado por este organismo, identificó que, en los últimos diez años, más de 70,000 personas migrantes han sido víctimas de tráfico y secuestro en México.

Derivado de los operativos se logró el rescate de 48,396 personas migrantes vinculadas con la comisión de los ilícitos de tráfico y/o secuestro.

Además, también se encontró un incremento de más del 600% de los delitos de tráfico de personas de origen guatemalteco y hondureño, seguido de El Salvador, Cuba y Nicaragua como las principales nacionalidades. El género igualmente que prevalece es el masculino y se observa el mayor número en personas en edad productiva entre 18 y 30 años, aunque los niños, niñas y adolescentes ocupan el segundo lugar.

Publicidad