El PAN de Veracruz generó inconsistencias en su fiscalización de 2018 ante el Instituto Nacional Electoral (INE), año en el que José de Jesús Mancha Alarcón estaba a cargo de la dirigencia estatal del partido.

Esto lo confirmó el representante suplente del PAN ante el Consejo General del INE, Obdulio Ávila Mayo, en la sesión extraordinaria del Consejo General del miércoles.

El panista reconoció que no pudieron solventar inconsistencias detectadas en la fiscalización de 2018 generadas por el partido a nivel local en Veracruz, así como en otros Estados.

Dijo que el partido reconoce la disposición de la autoridad para que la Comisión de Fiscalización y la Unidad Técnica de Fiscalización, haya escuchado planteamientos, consideraciones y justificaciones del recurso señalado en Veracruz y otras entidades.

Aunque no pudieron justificar el gasto, anunció que recurrirán a las instancias correspondientes para concretar las solventaciones de las anomalías generadas el año pasado en Morelos, Nuevo León y en la entidad.

Tan solo en Veracruz el partido mantiene al menos cinco irregularidades generadas en el periodo en el que Mancha Alarcón ocupaba la dirigencia estatal.

Según Ávila Mayo, retomando datos del Dictamen Consolidado que presentó la Comisión de Fiscalización y Resolución del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, se trata de los apartados 1C2-VR, 1C3-VR, 1C4-VR, 1C6-VR y 1-C9-VR.

“En las conclusiones antes señaladas anunciamos nuestro derecho a recurrir a la autoridad jurisdiccional, a fin de que sea esa autoridad quien nos ayude a dirimir las diferencias y los criterios”.

Cabe señalar que en medios nacionales se reportó que entre los gastos que el INE consideró que no corresponden a sus actividades partidistas, están el de 8.2 millones de pesos en gasolina como lo reportó el Comité Estatal de Veracruz del PAN en fechas que no realizaron actividades partidistas.

Además, habría gastado 3 millones de pesos en la renta de mobiliario y 3.5 millones de pesos en alimentos para cursos que nunca se hicieron.

Este miércoles el Consejo General del Instituto Nacional Electoral aprobó multas a los partidos políticos por 585 millones 248 mil pesos por inconsistencias en su fiscalización de recursos de 2018.

MORENA generó la mayor sanción a nivel nacional con 238 millones 882 mil pesos, seguido por el PAN con 68 millones 283 mil pesos, el PRD con 65 millones 591 mil pesos, el Partido del Trabajo con 56 millones 997 mil pesos, el PRI con 56 millones 378 mil pesos.

Además, Movimiento Ciudadano con 37 millones de pesos, el Partido Verde Ecologista de México con 28 millones de pesos y Nueva Alianza con 13 millones de pesos.

En la sesión extraordinaria, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, aseguró que el 68 por ciento de las sanciones fueron por temas locales y el 32 por nacionales, pero las mayores multas son porque los partidos tienen cuentas por cobrar y por pagar con antigüedad de más de un año.

Publicidad