La coordinadora del Multisectorial en VIH-Sida, Patricia Ponce, reveló que, aunque hay un crecimiento de casos de VIH-SIDA en mujeres jóvenes, lo que les permite acceder a tratamientos de manera oportuna, también son las primeras en abandonarlos por una cuestión de desigualdad de género.

“Tenemos un problema que las mujeres se detectan, en general, de diferentes edades, más tempranamente con el virus; tenemos un crecimiento enorme en mujeres de 18 a 20 años, por ejemplo, se incorporan rápidamente al medicamento, al esquema, pero abandonan más rápido el tratamiento que los hombres y eso tiene que ver con cuestiones de género”, dijo.

Y es que explicó que cuando hay familias con VIH las mujeres ceden su lugar para que sean los hijos y el marido el que acuda a recibir el tratamiento.

Te puede interesar: En Xalapa aumentó el comercio informal por pandemia

“No hay recursos que alcancen para familias tan pobres como las que se atienden en el sector salud para que vayan las tres personas”, abundó.

Las principales ciudades con casos son Coatzacoalcos, Xalapa, Veracruz, Córdoba, Orizaba, Poza Rica, Tuxpan, pero cuando se revisan las cifras, el 50 por ciento de las personas que se atiende en estas ciudades proviene de municipios rurales o indígenas.

Además, criticó que a un año de la pandemia por Covid-19, no se tenga una política de atención específica para las personas con VIH pese a que Veracruz sigue ocupando los primeros lugares por el número de casos acrecentándose mayormente en mujeres jóvenes.

Reiteró que se está atendiendo una pandemia en detrimento de la otra que es el VIH pues no se pensó en que necesitaban una atención específica con esta nueva pandemia.

“Yo entiendo que, al inicio, las autoridades no pensaron que se alargara, lo que nos preocupa es que, a un año de distancia, no se han modificado las políticas de atención específicamente para las personas con VIH que se atienden en la Secretaría de Salud del estado de Veracruz”, dijo.

Por ello consideró que paralelamente a las personas con Covid-19 se debe pensar en las 100 mil personas que se atienden con VIH a nivel nacional en el sector salud.

Además, lo que se refiere al ISSSTE o IMSS se ha detectado un desabasto en algunos momentos de medicamentos incluso antirretrovirales.

Precisó que en la entidad son cerca de 10 mil personas hombres y mujeres las que se atienden en el sector salud, se estima que, en algunos Capasits, hay 50 por ciento hombres y 50 por ciento mujeres, aunque en otros, son más las mujeres.

Publicidad