La migración o haber reprobado, son las principales causas de la deserción escolar en ese sistema CONALEP que estiman en un 5 por ciento dijo el director general en el estado, Jesús Guillermo Arévalo Owseykoff.

Explicó que la deserción es una situación que se presenta sobre todo en educación media superior y superior.

“De acuerdo a los datos que estamos afinando andamos en un 4 hasta 5 por ciento de deserción siendo principalmente reprobación y migración, esos son los principales factores que hemos identificado de acuerdo al cierre del ciclo escolar anterior”, dijo. 

Agregó que esta es una problemática que se ha registrado en toda la entidad, pues desde Tuxpan hasta Coatzacoalcos ha habido casos y cada uno de los 15 planteles enfrente características distintas. 

Te puede interesar: Alertan por posible ingreso de nuevo frente frío

Para atender esta situación dijo que el CONALEP además de sus áreas sustantivas que es formación técnica, el área docente y de control escolar, cuenta con un área de psicopedagogía para tratar la cuestión socioemocional de los adolescentes. 

“Aquí se ven diferentes objetivos o programas muy específicos y ahí tiene que ver la cuestión del seguimiento académico en coordinación con los controles escolares, en los casos más extremos cuando los docentes reportan que no hay conectividad de los alumnos, hemos inclusive de manera presencial a los domicilios registrados y nos encontramos con que ya no están, que tienen problemas de conectividad y otros, y se les brindan estas oportunidades si podemos salvar académicamente al alumno”, abundó. 

Refirió que la situación económica les ha afectado aun cuando acceden a becas, porque la responsabilidad recae en los padres quienes se ven obligados a migrar. Se tienen identificados a jóvenes que terminaron sus estudios aun estando fuera del estado. 

Sin embargo, señaló que aun con la pandemia han tenido un incremento superior al 10 por ciento en su matrícula en 11 mil 349 alumnos, lo que les da mayor cobertura en el nivel medio superior. 

Publicidad