Las despensas de 80 pesos del programa Veracruz Comienza Contigo, no sirvieron para resolver el problema de la pobreza y la marginación en el Estado, particularmente en las zonas indígenas, sólo fueron “migajas”.

Por tal razón, el dirigente estatal de la Unión Campesina Indígena Nacional, Javier López Ortega, resaltó que los pueblos indígenas de Veracruz exigen a los gobiernos estatal y federal un desarrollo integral en educación, salud, seguridad, turismo, cultura y campo, que vaya más allá de las “migajas” en subsidios con los programas “Prospera” y “Veracruz Contigo”.

Criticó que la mayor parte del apoyo por parte del gobierno estatal se limitó a una “despensita de 80 pesos que no resuelve nada, no es un tema de subsidio, los indígenas tenemos que entrar a otra etapa, no podemos pensar en qué migajas nos dan, en qué subsidio sigue, en lo que les haya quedado del presupuesto”.

Comentó que la inseguridad en los pueblos indígenas es otro problema sin resolver, por ello, a través de asambleas, usos y costumbres, determinan acciones a tomar como la colocación de barricadas o formar guardias comunitarias, tal y como ocurrió en las comunidades Insurgentes Socialistas, Joloapan, Dos Ríos, El Corcho, Miguel Hidalgo y Valsequillo del municipio de Papantla, en la primera semana de septiembre

Por ello, indicó que la formación de guardias comunitarias es válida en las comunidades indígenas, al ver que los gobiernos no actúan para protegerlos de la delincuencia.

Publicidad