Xalapa, Ver.- Desde que entraron las medidas de austeridad dictadas por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez el pasado 1 de enero, donde se establece que ningún servidor público puede ganar más que el gobernador en turno, sólo dos organismos autónomos lo cumplen.

Los únicos dos organismos autónomos que cumplen con la Ley de Austeridad que prohíbe que algún servidor público gane más que el gobernador son el Órgano de Fiscalización Superior y la Comisión para la Atención y Protección de Periodistas.

Por el contrario, los titulares del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, la Fiscalía General del Estado, la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Universidad Veracruzana ganan más que el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez.

De igual forma los magistrados del Poder Judicial y los diputados locales perciben sueldos que son el doble o hasta el triple de lo que gana el titular del Poder Ejecutivo.

De acuerdo a datos en los propios portales de transparencia de dichas instancias los sueldos más elevados y por encima del gobernador son:

  • Alejandro Bonilla Bonilla del Organismo Público Local Electoral con 138 mil 697 pesos;
  • Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana, con 126 mil 364 pesos;
  • Pedro García Montañez, magistrado del Tejav, con 121 mil 387 pesos;
  • Yolli García Álvarez, comisionada presidente del IVAI, con 89 mil 159 pesos;
  • Jorge Winckler Ortiz, Fiscal General del Estado, con 85 mil 372 pesos y,
  • Namiko Matsumoto Benítez, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con 80 mil 765 pesos.

Los únicos dos titulares de un organismo autónomo con un sueldo por debajo del mandatario estatal son el auditor del Orfis, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez con 74 mil 292 pesos y la presidente de la Ceapp, Ana Laura Pérez Mendoza, con 43 mil 555 pesos.

En el caso de los magistrados su sueldo mensual promedio oscila en los 150 mil pesos, con todo y la reducción que aprobaron en los primeros meses del año, pero sólo unos cuantos aceptaron, pues al menos 10 magistrados se ampararon para evitar les descontaran un solo peso.

Mientras que los diputados locales entre su dieta, apoyo legislativo y diversos pagos más que reciben durante el mes cobran 253 mil pesos.

Publicidad