El director de Gobernación de la administración estatal, Fernando Quirarte Vargas, aseguró que las manifestaciones, como la de los Cardenistas, son producto de años de olvido del Gobierno estatal.

Dijo que la mayoría de los casos las manifestaciones se deben a problemas que con varios años de antigüedad que no han sido resueltos.

“Son manifestaciones por en dos, 10 o 12 años solo se les ha rechazado, se les han cerrado las puertas de Palacio”.

Por ello, dijo que el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez no retirará a quienes llegan a manifestarse al centro de la ciudad.

“Es un Gobierno que recibe a la gente y dialoga con ella, quien guste venir a manifestarse estamos para atender y resolver. Es un Gobierno de ciudadanos atendiendo a ciudadanos, lo que van a ver es algo natural, la gente tiene expectativas de ser recibida”.

Pero advirtió que las necesidades de un grupo de personas no se pueden anteponer al derecho de otras, en relación a si permitirán el bloqueo de calles en la capital del estado.

Y es que el funcionario salió a dialogar con los integrantes de la asociación Cardenista que llegaron a la plaza Lerdo para manifestase.

“Este es un Gobierno o de puertas abiertas, vamos a escuchar las necesidades de los ciudadanas y vamos a ir elaborando soluciones a partir de diálogo, pero las necesidades de un grupo de ciudadanos no deben afectar las necesidades de terceros”.

Publicidad