Xalapa, Ver.- Tal como ocurrió en el gobierno duartista, de igual forma en el yunismo, se aplicó la licuadora de recursos, pero fue perfeccionada, pues se trató se disimular, pero al final tuvo el mismo objetivo, de que no se lograra identificar el destino final de los fondos federales, mencionó el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco.

Por tal razón, y sobre todo por la opacidad y manejos falsos de los registros contables, anunció que junto a la Contraloría General del Estado ya se prepara una serie de denuncias contra exfuncionarios de la Sefiplan.

Explicó que al tomar las riendas de la Sefiplan, detectó que el gobierno yunista perfeccionó la licuadora de recursos, pues en el caso del gobierno de Javier Duarte enviaban todo de manera directa a una cuenta concentradora.  En el caso del yunismo, primero recibían en diversas cuentas bancarias las participaciones y fondos federales, pero posteriormente lo trasladaban a una cuenta concentradora.

Señaló que estas irregularidades que fueron implementadas por el gobierno duartista, fueron replicadas exactamente igual en el gobierno yunista, además negó que en una bóveda del edificio de la Sefiplan se hayan dejado las escrituras de los supuestos bienes recuperados “porque ni caja fuerte existe”.

El titular de la Sefiplan coincidió con la denuncia presentada por el auditor del Órgano de Fiscalización Superior, Antonio Portilla Vázquez en el sentido de que se maquillaron los registros financieros, para obtener una mejor calificación crediticia y poder reestructurar la deuda.

Publicidad