Xalapa, Ver. A finales de 2019, el Instituto de Veracruzano de la Cultura (IVEC) decidió evadir la llamada austeridad republicana y compró dos vehículos modelo 2020 para servicios administrativos. 

Según las facturas que acreditan las compras, los vehículos sumaron más de un millón de pesos, a pesar de que la ley señala que se deben buscar modelos económicos.  

El 20 de noviembre de 2019, el IVEC compró un vehículo con un costo de 590 mil 200 pesos a un proveedor de la marca Fiat Chrysler en el municipio de Córdoba.

Posteriormente, el 24 de diciembre de 2019, el Instituto pagó 478 mil 100 pesos por la compra de una camioneta techada, con capacidad de seis pasajeros.

Durante 2019, El Instituto Veracruzano de la Cultura autorizó un monto de 700 mil pesos para realizar compras de automotores, pero luego realizó una ampliación para incrementar dicho gasto a un millón 68 mil 300 pesos.

Esto a pesar de que su titular, Silvia Alejandre Prado, ha sido criticada por mantener en el abandono a los recintos culturales e incluso negarse a pagar los sueldos de algunos artistas que dan talleres en recintos de Veracruz, a sabiendas de que su salud se ha deteriorado.

Publicidad