A pesar de que en Veracruz se siembra el limón de mayor calidad en todo el país, cubre el abasto estatal y gran parte de mercado nacional, además de exportar a todos los continentes, por las calles de los municipios de la Entidad se vende limón de baja calidad traído de Chiapas, Tabasco o Campeche.

Así lo denunciaron integrantes de la Asociación de Citricultores de Martínez de la Torre, quienes exigieron a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario ponerse a trabajar y frenar la entrada de ese limón por las carreteras veracruzanas.

“Tal parece que las casetas de puestos fitosanitarios, únicamente sirven para que estén descansando los inspectores, porque se trata de limón que llega en camiones y se ponen a vender en las calles en carretillas o camionetas más pequeñas”, agregaron.

Dijeron que este limón se hace pasar como un producto originario de Martínez de la Torre, cuando no es así, por lo cual va en detrimento de la calidad e imagen de los productos veracruzanos.

Los citricultores estimaron que desde hace algunos días el precio de limón persa que estaba dándoles buenas ganancias ha caído hasta en un 50 por ciento, debido a esta venta desleal de productos foráneos.

“Lo que pasa es que nos perjudica la entrada del limón de sur, está el precio bueno y de repente entran 10 camiones del sur y se va para abajo, al 50 por ciento de cómo estaba, desgraciadamente no se ha podido controlar eso”, añadieron.

Además de que el limón foráneo merma la economía de los citricultores de la región, también ocasiona a que traiga plagas y enfermedades que de un momento van a llegar a perjudicar a los cultivos de esta zona, sin embargo, los empacadores no prevén esa situación, ya que siempre están contentos por recibir fruta económica.

Indicaron que en un momento se tendrá que poner un freno a la entrada del limón de sur, inclusive deberían recibir un castigo quienes traigan fruta que no sea cultivada en la región, aseguró que lo anterior se puede frenar a través de la representación que es la asociación.

Publicidad