Xalapa.- La nueva consejera del Organismo Público Local Electoral, María de Lourdes Fernández Martínez, descartó que tenga algún compromiso con el partido Morena a pesar de haber fungido como jefa del Departamento de Contratos y Convenios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Tras rendir protesta de ley, aseguró que su trabajo anterior no se puede catalogar como un conflicto de interés y que en el nuevo encargó trabajará bajo los principios que rigen el servicio público. 

“No hay ningún tipo de interés ni familiar, ni personal ni de negocios; a lo largo de mi carrera como servidora pública siempre he dado muestra de actuar bajo los principios que se enarbolan para el servicio público y eso es lo que vengo a hacer aquí; trabajaré intensamente”. 

También minimizó el hecho de que en sus anteriores trabajos haya durado apenas un año o incluso un mes, pues aseguró que cumplirá con el periodo por el cual fue elegida. 

“No son renuncias, son circunstanciales, más que las palabras los hechos hablan aún más y lo que puedo señalar es que el día a día les demostrará de las responsabilidades que acabo de asumir y desde luego me mantendré en el cargo; estoy consciente de lo trascendente de esta responsabilidad y tengo plena conciencia”. 

Añadió que vigilará que el OPLE garantice el derecho de las mujeres aspirantes, precandidatas y candidatas pues dijo que en el espacio público se menoscaban o anulan sus derechos políticos.

Publicidad