El coordinador regional del Movimiento Nacional de Transporte Multimodal, Gerónimo Zárate Rodríguez, refirió que a unos días del cierre del programa de Reordenamiento de Trnasporte Público, cada concesionario pagó cerca de 3 mil pesos.

“Estamos pagando por la revista 300 y tantos pesos, por el antidoping, 200 y tantos pesos; por emplacamiento, arriba de mil a dos mil, aparte de la pintura del auto, la verificación, la pintura, 800 pesos” añadió.

Y en todo caso, tales montos representan un gasto no previsto por cada concesionario del servicio de taxi.

“Se saca un dinero que no lo tienes, no lo ganas y lo tienes que pagar a fuerzas, porque si no lo tienes, no te dejan trabajar, y eso la verdad no se vale” enfatizó.

A lo anterior, agregó el problema de que ha habido cambios de conductores, a pesar de que estos ya habían pagado su examen de detección de sustancias toxicológicas, tal y como lo exigen los requerimentos de la revista.

Publicidad