“No confunda el bien con lo que le conviene, si tiene que decidir busque siempre el bien común”, llamó la Arquidiócesis de Xalapa en su comunicado dominical de cara a las elecciones del próximo 6 de junio en donde señaló que no basta que el o la candidata sea buena persona.

El vocero José Manuel Suazo Reyes pidió analizar “si lo que le prometieron se lo cumplieron y si las cosas están mejor o peor que antes. Vea si se siente orgulloso del país que tenemos; analice los servicios que tiene y si sus impuestos se están usando en beneficio de usted”.

No basta que el candidato o candidata sea una buena persona, al final muchos de ellos dejan atrás sus convicciones y terminan sirviendo a los intereses de grupo o de un partido, advirtió.

Señaló que se está ya a unos días de las votaciones más importantes de la historia que se llevarán a cabo el próximo 6 de junio y las campañas políticas se ven por dondequiera, “hay rostros nuevos, repetidos y otros muy reciclados”.

Subrayó que toca a los ciudadanos hacer un buen discernimiento sobre el sentido que debe darle a su voto pues está de por medio el bien de la sociedad y cómo se quiere ver en el futuro, “usted tiene una responsabilidad muy grande y la manifestará con su voto”.

Explicó que la vocación política del hombre es una actividad necesaria y que hay muchas tareas que se pueden y deben hacer por los demás en clave de servicio y buscando el bien común, “el Papa Francisco ha dicho que la política es la forma más alta de la caridad porque busca el bien común”.

En este proceso electoral, expuso, básicamente se está frente a dos propuestas y se debe elegir una por ello llamó a analizar bien lo que ha ganado y lo que ha perdido ¿qué cosas han cambiado y cuales se mantienen igual?

“He aquí algunas preguntas para su análisis personal y discernimiento: ¿Cómo estamos en la economía?, ¿en servicios de salud?, ¿en educación?, ¿en seguridad?, ¿vivimos en el estado de derecho?, ¿existe transparencia y rendición de cuentas en la administración de los recursos?, ¿sigue habiendo corrupción e impunidad? ¿Hay inversión, buenas oportunidades, mejores condiciones de vida? ¿se respeta y se promueve la dignidad de la persona? ¿se valora y cuidan las instituciones familiares? ¿se protegen las libertades fundamentales? ¿se gobierna para todos? ¿se respeta la pluralidad y libertad de pensamiento? ¿La educación que están recibiendo sus hijos es científica o ideológica?”.

Remarcó que como ciudadanos debemos participar en la reconstrucción del Tejido Social asumiendo derechos y obligaciones, siendo ciudadanos activos, responsables y congruentes; debemos pasar de reclamo y de la indignación a la participación.

“De ahí que este 6 de junio debemos ir a votar. Las cosas cambian cuando uno se compromete y se interesa en el bien de nuestra sociedad”, abundó.

Asimismo pidió a la población que no se deje llevar por las apariencias, por el compadrazgo o el amiguismo.

“No basta que el candidato o candidata sea una buena persona, al final muchos de ellos dejan atrás sus convicciones y terminan sirviendo a los intereses de grupo o de un partido; vea si esa bondad coincide con la plataforma política que lo promueve; alguien puede llevar un camión aparentemente muy bonito pero cargado de dinamita; se necesita además que el candidato o candidata tenga el perfil, sea competente e idóneo. La bondad debe ir de la mano de la capacidad”, añadió.

Publicidad