El predio “la guapota”, donde se realizan actualmente acciones de búsqueda de desaparecidos era un campo de exterminio de algún grupo criminal, sentenció María Elena Gutiérrez.

Esto al confirmar que toda la ropa que portaban quienes han sido rescatados de las fosas clandestinas, fue encontrada junta, con 25 casquillos percutidos.

La integrante del colectivo Buscando a Nuestros Desaparecidos aseveró que las autoridades ocultan información porque esta podría implicar a diversos funcionarios en todos los niveles, es decir, los están encubriendo.

Te puede interesar: Desapariciones “ya no existen” para la 4T en Veracruz, señalan colectivos

Al participar en el conversatorio “experiencias de familiares de personas desaparecidas y sus acompañantes” señaló que no hay expectativas para el futuro de sus familiares, pues quienes deben actuar no lo hacen.

“Es un lugar de exterminio, tenemos la información donde encuentran 25 casquillos y la ropa de los cuerpos recuperados estaba toda junta hasta el final, es un lugar de exterminio y como tal deberíamos tener más información.

La mujer, que ha abogado por adentrarse en el análisis de contexto macrocriminal, dijo que esto arrojaría información sobre que autoridades estuvieron involucradas en estos hechos.

“Que autoridades estaban en contubernio con las personas que llevan a cabo los crímenes para estar nosotros en esta situación de no saber nada; las autoridades no se meten a esa información porque tienen miedo o están involucradas.

“Yo creo que tienen órdenes de no dar información que pueda poner en peligro a algún ministerio público o fiscales o a otros niveles de gobierno que serían directores, o a cualquier nivel que estarían involucrados en desaparición forzada”, sentenció.

Dijo que las autoridades están evadiendo la responsabilidad de brindar verdad y justicia a quienes buscan a un familiar, pues no se trata solamente de realizar búsqueda, sino conocer cuál fue el contexto que llevó a que sus desaparecidos terminaran en una fosa clandestina.

Publicidad