La Arquidiócesis de Xalapa dijo esperar que una vez que pasaron las elecciones, no se defraude a nadie y que, quienes han sido favorecidos por las mayorías de los votos, respondan con eficiencia, creatividad, responsabilidad y honradez a esta gran responsabilidad.

“El tiempo de las campañas ya ha quedado atrás, ahora llega el tiempo de la responsabilidad, trabajando juntos autoridades y ciudadanos para sacar adelante a nuestra sociedad”, dijo el vocero José Manuel Suazo Reyes en su comunicado dominical.

Refirió que quienes caminaron por las calles, pudieron constatar las necesidades más apremiantes de la gente por lo que subrayó que “ojalá esa fotografía no se borre de la mente pues existe una pobreza galopante, urge reactivar la economía; se necesitan muchos servicios básicos como la salud y la educación.

“Se necesita cultivar la cultura de la legalidad. El tejido social está lastimado y es necesario reconstruirlo. Toca ahora integrar los mejores equipos para dar el 100% en el servicio público. No hay tiempo para improvisar o ensayarse, ni para echar culpas al pasado, se requiere competencia y no caer en abusos de autoridad”.

Consideró que será muy importante que gobierno y sociedad caminen de la mano para llevar a cabo esta misión, “este es el rasgo de la nueva gobernanza. La etapa de la contienda y las promesas ha terminado, ahora todos debemos involucrarnos en la construcción de una mejor sociedad”.

Te puede interesar: Nahle y Bartlett acusan campaña contra Laguna Verde

Como comunidad cristiana, expuso, tenemos esperanza de que es posible construir el México que anhelamos desde el respeto por los derechos humanos, cuidando nuestra identidad y nuestros valores, fortaleciendo nuestras instituciones y protegiendo nuestras libertades.

“Se requiere reactivar la economía, generar inversiones, apostarle a la educación, cuidar el orden y la seguridad y generar mejores condiciones de vida para todos”.

Destacó que la pasada jornada electoral se caracterizó por una buena participación, más del 51% de los electores a nivel nacional acudieron a las casillas para elegir a las autoridades y legisladores.

“El pueblo salió a votar y expresó su voluntad mediante el sufragio. A pesar de la violencia electoral, la persecución política y algunos vicios muy arraigados en los días cercanos a las elecciones, se vivió una jornada electoral participada. Se va disminuyendo el abstencionismo”, reconoció.

Remarcó además que la participación ciudadana no termina el día de las votaciones, pues ahora se entra a otra nueva etapa de colaboración, observación y exigencia.

Publicidad