En el cierre del ciclo de conferencias magistrales de la Cátedra “Aureliano Hernández Palacios” que ofrece el Seminario de Derecho Romano y Derechos Indígenas de la Universidad Veracruzana (UV), el profesor de la Universidad de Turín, Italia, Andrea Trisciuoglio, se pronunció porque en el ejercicio del derecho se recupere el humanismo “como lo marca la humanitas, que es el principio inspirador del legislador romano”.

En su disertación, que tuvo lugar en el Aula Magna “Guillermo I. Ortiz Mayagoitia” de la Facultad de Derecho, el docente de Derecho Romano en el Departamento de Jurisprudencia de la universidad europea, habló de los orígenes del término humanitas basado en la experiencia romana, incluyendo los diferentes significados que se le atribuyen a la palabra.

Consideró que el término “tiene mucha cercanía con el tema de la filantropía y con el significado de cierta virtud que conlleva la benevolencia hacia los hombres, por lo que los libros testimonian que los antiguos ya hicieron uso de esta palabra, en especial Marco Terencio Varrón y Marco Tulio Cicerón”.

Reiteró: “Tenemos que recuperar la humanitas en el ejercicio del derecho, porque creo que la experiencia humana puede aprender algo de la historia y volver la mirada hacia estos valores importantes, sobre todo porque la humanitas en las fuentes romanas quiere decir también aequitas (concepto romano de justicia, equidad, conformidad y rectitud), que son sentimientos importantes”.

Andrea Trisciuoglio destacó que respecto a la experiencia antigua, en la teoría actual el puente entre el hombre antiguo y el hombre moderno es importante. “Ahora hay que otorgar a la ley un perfil humano, que es la idea de iusnaturalismo en la construcción del nuevo derecho, y tenemos que partir desde ese punto”.

Recordó que este tema lo abordó recientemente en una conferencia que ofreció en Macedonia del Norte (antigua república yugoslava), en donde habló también de los principios generales del derecho fiscal y del derecho administrativo romano, relacionándolos con el tema de la humanitas, “porque el humano dice: es humano que se respeten los términos contractuales, lo pone en un plano que es interesante porque la humanitas tiene relación con la certeza del derecho para organizar su propia vida”.

Reconoció que en la actualidad “todo va cambiando con velocidad”, por lo que pidió a los estudiantes estar atentos “pues existe el riesgo de que con el avance de la tecnología se deshumanicen los practicantes del derecho, y no podemos dejar que en el futuro sean las máquinas quienes impartan justicia, porque ahora ya casi pueden sustituir a un juez, pero como abogados debemos conservar la humanidad y los sentimientos, y eso una máquina jamás podrá tener”.

Por último, dijo que los estudiantes no sólo deben aprender derecho y sus temas normativos, sino incluir la cultura del conocimiento de los hombres, sus lugares de origen y sus distintas culturas; “en el futuro puede estar el derecho de los hombres frente al derecho artificial de las máquinas”.

En la conferencia estuvieron presentes Fernando Santiago Vázquez, Bertha Alicia Ramírez Arce y José Luis Cuevas Gayosso, coordinador, secretaría Técnica y docente, respectivamente, de la cátedra; Esther Hernández Palacios, hija del homenajeado, así como alumnos de la misma.

Publicidad