Una diputada tanzana fue expulsada este martes de una sesión de la Asamblea Nacional, por llevar pantalones negros ajustados, que fueron considerados por el presidente del Parlamento, Job Nduga, como “vestimenta no parlamentaria”.

El incidente se produjo luego de que el diputado Hussein Amar afirmó que la forma de vestir de algunas mujeres invitaba al escándalo en el órgano legislativo del país. “Señor presidente, un ejemplo es mi hermana sentada a mi derecha con una camisa amarilla. Mire los pantalones que se ha puesto, señor presidente”, declaró el hombre, haciendo referencia a su colega Condester Michael Sichwale, recoge la BBC, citando a periodistas locales.

Te puede interesar: #VIDEO: Un enorme elefante adulto embiste furioso un vehículo y lo empuja varios metros en un parque sudafricano

Entonces, Nduga ordenó a la parlamentaria que abandonara la sala. “Vaya a vestirse bien y vuelva a reunirse con nosotros más tarde”, agregó.

Además, señaló que no era la primera queja que recibía sobre la ropa de las diputadas y añadió que “a partir de ahora a cualquier miembro del Parlamento, que no se vista adecuadamente, no se le debe permitir” que asista a las sesiones y se le debe pedir que “se vaya y se cambie”, informa SABC News. “Intentemos cumplir con nuestras normas. Mirando nuestras reglas y tradiciones, las mujeres las deben cumplir”, subrayó.

Mientras, el Gobierno de Tanzania compartió directrices detalladas sobre el código de vestimenta para todos los funcionarios públicos.

Por su parte, un grupo dirigido por las diputadas Jacqueline Ngonyani y Stella Manyanya exigió disculpas por lo sucedido e insistió en que la medida fue “injusta” y que no había nada inapropiado en la ropa de Sichwale.

El hecho también provocó una polémica en las redes sociales. “Odio que la ropa, el cuerpo y las decisiones de las mujeres sean vigiladas por los hombres. Y esos pantalones no son ajustados. Menudo viaje de poder misógino por parte del ponente”, escribió una usuaria.

“Esto podría ser chocante para mí si no hubiera conocido en la vida real a hombres que creen que la forma de vestir de una mujer es algún tipo de acoso sexual para ellos”, apuntó otra.

Publicidad