Una mujer llamada Valeria Angulo, que tiene un negocio de ropa deportiva, denunció en su cuenta de Twitter la mala experiencia que vivió con la influencer llamada Gaby Bastida quien en noviembre le pidió productos para supuestamente promocionarlos y no lo hizo.

Valeria, quien es dueña de la tienda Fit Zone, contó que Gaby le mandó un mensaje preguntando si le interesaba tener colaboraciones (recibir producto a cambio de promoción) pues aseguró: “me encantaría trabajar con ustedes”, y ella le contestó que no de forma monetaria pero sí con intercambio de ropa el cual incluía un conjunto, un legging y un biker.

La emprendedora le mandó las prendas a Gaby, incluso una extra para su mamá como un detalle de agradecimiento. Sin embargo, pasó el tiempo y la influencer no publicaba ningún contenido en sus redes sociales en donde se promocionaran sus prendas.

Anuncios

Te puede interesar: Mexicano muestra cuánto ahorró en monedas de $5 y $10 pesos durante dos años para ir a Qatar 2022

Luego Gaby Bastida publicó algo con las piezas en Instagram, pero no etiquetaron a la marca de Valeria; después de presionarla por mensajes directos la chica hizo una de manera correcta, además de que le contestó a la empresaria que haría los promocionales con la frecuencia que ella quisiera.

Las repuestas evasivas de la influencer molestaron a Valeria quien le reclamó: “sabemos que no se llevó un contrato de por medio, pero eso no es motivo para ser indiferente y dejar en incógnita a las marcas las cuales les hablas para pedirles artículos, y aprovecharte de que somos marcas aún pequeñas con ilusión de ‘colaborar’ contigo”.

Ante ello Gaby Bastida le respondió: “pásame tu número de cuenta, te lo pago” esto en referencia a las prendas que había recibido; además de que le comentó que ella le cobraría $5,000 por el tiempo que estuvo una de sus historias de Instagram, ya que normalmente cobra $14,000.

La influencer incluso la amenazó: “Muchas gracias por la atención que me brindaron. Me aseguraré de compartirla con todos mis amigos creadores de contenido para que trabajen con ustedes para tener la misma atención”.

Finamente Valeria Angulo señaló: “me iba quedar callada, pero no se me hizo justo, no a mí que me esfuerzo todos los días para mejorar y seguir creciendo y dar lo mejor de mí, no es justo. Gaby Bastida, mucho amor para ti, me caías súper bien, ojalá algún día aprendas a respetar el trabajo de los demás”.

Luego publicó otro video en TikTok en donde menciona que hizo la respuesta con un poco de comedia, lo cual, aseguró, “no estuvo correcto”, y señaló: “no medimos el daño que le pudimos hacer a la marca al dar nuestra opinión. Lo que yo le recomendaría a la gente en esta situación, sería decirle que pague el producto y ser humilde, cosa que no reflejamos”.

Finalmente reflexionó: “admito que fue mi error, permití que mi ego me gobernara y de manera consciente me toca hacerme responsable de todos los daños que pudo ocasionar mi actitud”.

Publicidad