En Brasil, el caso de Miguel dos Santos Rodrigues, un niño de 7 años ha causado conmoción. Y es que el menor fue drogado, metido en una maleta y lanzado al río por su por su propia madre.

De acuerdo con medios locales, Yasmin Vaz dos Santos Rodrigues es la responsable del homicidio de su hijo. La mujer había denunciado la desaparición del menor un día después de haberlo matado.

La policía no creyó en la versión de la madre y tras interrogarla, terminó por confesar que el niño había fallecido.

Según las pesquisas policías, Miguel, que es buscado desde el 29 de julo, fue drogado, metido en una maleta y arrojado a un río por su propia madre y la novia de ésta.

Socorristas y buzos han tratado de encontrar el cuerpo de Miguel en el río de Tramandai, que colinda con el municipio de Imbé. Sin embargo, sólo se han encontrado un par de zapatos, que se cree que pertenecen al niño.

Autoridades aseguran que Miguel se convirtió en un “obstáculo” en la relación que Yasmin tenía con Bruna Nathiele Porto da Rosa, quien también fue detenida por el homicidio.

En el cateo de la vivienda, encontraron evidencias del maltrato al que era sometió Miguel. Se hallaron videos que muestran a Miguel pidiendo la atención de su madre, mientras estaba encerrado en un armario.

El menor también era forzado a escribir frases denigrantes como “Soy un idiota, “soy malo”, “no merezco la mamá que tengo”, “soy un hijo horrible”, entre otras.

Ambas mujeres enfrentan cargos por homicidio, tortura y ocultación del cadáver. A pesar de declararse inocentes, un video las muestra cargando un maleta, caminando en dirección al río, donde presuntamente llevaban a Miguel.

Publicidad