Siempre es mejor portarse bien. 

Cuando creíamos que no podíamos tener más drama en nuestras vidas, nos encontramos con la historia protagonizada por Georgia Jackson y su novio Josh Maddock, en la que una consola de videojuegos pasó a ser la más grande víctima. 

La chica descubrió que su pareja le fue infiel dos veces; una de ellas, mientras estaba embarazada. Jackson pensó que la mejor venganza sería vender su Xbox One por 4 dólares junto con unos auriculares. 

De acuerdo con el medio inglés The Sun, los jóvenes se casaron en 2015 y se fueron a vivir a la ciudad de Northumberland (Inglaterra). Todo era risas y diversión, pero la relación comenzó a tener problemas un año después. En 2016, la joven se enteró de una infidelidad, pero decidió perdonarlo. 

Después, Jackson quedó embarazada, pero una vez que dio a luz, revisó unas conversaciones en las que descubrió que su novio estaba platicando con otra mujer desde meses atrás con intercambio de fotografías y mensajes de contenido sexual. 

La mujer nunca esperó que su cruel venganza se hiciera viral entre la comunidad inglesa. Muchos se rieron del destino de la consola favorita de su novio. 

Así fue como Georgia Jackson anunció el preciado Xbox One de su ex pareja:

Después de que el caso se diera a conocer, Jackson declaró a los medios de comunicación que se sentía muy decepcionada. 

Fue una traición terrible. Siempre tuve en mente que si él volvía a estar con otra mujer, le destrozaría su Xbox, pero sabía que venderla, lo enloquecería más”, señaló. 

Publicidad