Un niño británico de 10 años dejó crecer su cabello durante 24 meses para donarlo a menores que padecen de cáncer, informa Daily Mail.

En 2019, Thomas Waller, originario de la localidad de Broomfield (Inglaterra), decidió que donaría su cabello a la organización benéfica Little Princess Trust, que fabrica pelucas para menores que han perdido el pelo debido a la quimioterapia.

Según el reporte, un día tras escuchar sobre esos casos, Thomas se entristeció y consideró que era injusto que los niños hayan perdido su cabello, por lo que decidió ayudarlos.

Te puede interesar: #VIDEOS: Hombre vestido de Spider-Man protagoniza una pelea masiva y noquea a una empleada de un supermercado en el Reino Unido

Durante los últimos dos años, la gente lo confundía con una niña pero, a pesar de eso, no desistió de su objetivo.

Finalmente, a Waller le cortaron 35 centímetros de su cabellera para cumplir su propósito, y además, el menor recaudó 4.211 libras esterlinas (casi 5.800 dólares) para la organización benéfica, un monto con el que se podrá financiar la fabricación de unas siete pelucas.

“Thomas está contento de haberse cortado el pelo, que servirá para elaborar una peluca para hacer feliz a un niño y darle más confianza”, relató la madre del menor. Asimismo, Waller comentó que “se siente extraño” al ya no tener el cabello largo, pero está muy orgulloso de haberlo dejado crecer y de poder ayudar a varios niños con el dinero recaudado.

Publicidad