Miguel Ángel Cristiani G.

·El mismísimo Presidente las aclaró en la Mañanera

·Reitera que Cuitláhuac es una “gente honesta y limpia”

·Es tiempo de ataques políticos, ni siquiera crítica

Nuevamente el estado de Veracruz fue tema nacional en la Conferencia Mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando una reportera le cuestionó sobre el hecho de que “si rechaza que se esté llevando a cabo actos de corrupción en el gobierno del estado”.

Resulta importante por varias razones, la respuesta que en un párrafo de la versión estenográfica difundió la oficina de prensa de la presidencia:

“PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, sí, sí, yo le tengo toda la confianza a Cuitláhuac, gobernador de Veracruz, de mi estado porque acuérdense que yo también soy veracruzano, soy tabasqueño y soy veracruzano, porque mi papá era de Veracruz y de conformidad con la constitución de Veracruz, el artículo 11 creo, los hijos de veracruzanos son veracruzanos; entonces, es mi estado y estoy muy contento, así, con el trabajo de Cuitláhuac, porque es una gente honesta, limpia, nada que ver con los que ha habido ahí, ¿para qué los menciono?, es preferible olvidar.

Entonces, como hay estas diferencias políticas partidistas, están utilizando todo para cuestionar, para atacar; que ni siquiera es crítica, son ataques.”

Vamos por orden de aparición, primero, como está eso de que es tabasqueño porque allá nació, pero como la Constitución de Veracruz recién reformada dice que los hijos de padres veracruzano son también veracruzanos, ahora resulta que AMLO también es veracruzano. Bueno, que no nos vayan a salir con que también puede ser candidato a gobernador, cuando deje la presidencia…cuando eso ocurra.

La otra es la declaración -reiterada en quien sabe cuantas ocasiones- “es mi estado y estoy muy contento, así, con el trabajo de Cuitláhuac, porque es una gente honesta, limpia, nada que ver con los que ha habido ahí”. Así o más claro. Para todos y todas las que ya se andan haciendo ilusiones precoces.

Por último la afirmación de que “como hay estas diferencias políticas partidistas, están utilizando todo para cuestionar, para atacar; que ni siquiera es crítica, son ataques.”

Lo cual es cierto, porque hemos sido testigos de cómo los ataques en la llamada Cuarta Transformación en el estado de Veracruz han venido arreciando en las últimas semanas.

Casualmente, comenzaron, luego de que el Congreso del Estado aprobó la reforma electoral que significa la reducción del cincuenta por ciento del presupuesto millonario que reciben anualmente los dirigentes de los partidos políticos y que los invierte y gasta en lo que se les antoja, con absoluta opacidad y sin rendir cuentas a nadie.

Ese es el origen de los ataques políticos que se han dado en fechas recientes y que seguramente se habrán de continuar dando, porque les han pegado en donde más duele, que es el bolsillo de los políticos y dirigentes partidistas.

Ahora se explica mejor el motivo por el que en una misma semana, se registraron dos ataques al Gobierno del Estado que encabeza Cuitláhuac García Jiménez, respecto a una infundada acusación de un presupuesto mal ejercido en la Secretaría de Educación y otro más por una supuesta contratación de más créditos en las finanzas estatales.

Pero ya lo dijo claramente el mismísimo presidente López Obrador, estamos en temporada de acusaciones político electorales.

Por eso fue que cuando se trató de “comprar el pleito” con el gobernador Cuitláhuac García para sacarle una declaración al respecto, de manera contundente y muy acertada les dijo a los reporteros que no iba ni siquiera a comentar el tema y que si alguien tenía alguna prueba de actos de corrupción, pues simplemente, tenía que presentarla ante las autoridades correspondientes y no de manera virtual por las redes sociales.

Pero que se sepa, hasta este lunes, ninguno de los protagonistas en las acusaciones-ataques mediáticos, se ha presentado ante cualquiera de las autoridades indicadas para conocer el caso y actuar en consecuencia.

Evidentemente los dedos de la mano que mueven todo esto son los grupos panistas, yunistas y otras agrupaciones políticas que muestran su descontento porque ahora dejarán de recibir el 50 por ciento de las llamadas prerrogativas a partidos políticos y que ahora sí se tendrán que poner a trabajar para buscar atraer la simpatía de los electores

Hay que señalar que la Reforma Electoral planteada por Morena traerá beneficios. Ese dinero que era para los partidos políticos ahora será dirigido a mejorar la vida diaria de los veracruzanos en rubros básicos como salud, educación y empleo, buscando cumplir con el propósito del bienestar de los más necesitados, ideal y bandera de la 4T.

Por lo que habremos de seguir viendo a los políticos llamados de oposición, haciendo declaraciones en contra del actual gobierno, como las del senador panista Julen Rementería en contra de la Secretaria de Educación de Veracruz, encabezada por Zenyazen Escobar, o como la desinformación divulgada en su portal Latinus de Carlos Loret de Mola, y que en su momento, tuvo que explicar y aclarar José Luis Lima Franco, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, resultando ambas acusaciones en completos ridículos.

Pero esta temporada de acusaciones, críticas y ataques al gobierno del estado apenas comienzan y como dirían en el béisbol “esto no se acaba hasta que se acaba”.

Contáctanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Página web: http://bitacorapolitica.com.mx

Blog: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es

Publicidad