José Luis Enríquez Ambell

¿Llegaremos a ser testigos de la historia por cancelaciones de aspirantes, pre candidatos y candidatos por adelantamiento de campañas para la jornada del domingo 2 de junio ?

¿Candidatas y candidatos será que continúen sin cuidado de que los monitorean y verifiquen, por la propaganda y publicidad, sin temor de llegar a resultar fiscalizados o sancionados ?

Y para monitorear medios de comunicación, redes sociales, páginas web y los recorridos para localizar propaganda en la vía pública en tiempo real, será fundamental el presupuesto que asignen, pues de no autorizar los recursos necesarios para esas tareas, todo quedará en buenos y románticos deseos.

Anuncios

Ahora veremos qué hacen, cómo lo hacen y si es que funcionan en el INE la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral (UTCE) y la Unidad Técnica de Fiscalización (UTF) en la vigilancia y el control de toda la publicidad que generen los que buscan estar en la boleta del 2024.

Una de las lagunas legales y normativas que sobresalen en materia pre y electoral ha venido siendo la verificación en tiempo real que permita identificar los gastos de propaganda y logística de forma directa.

El contabilizar y fiscalizar la promoción al voto de aspirantes y candidatos (as) y sobre todo de MORENA pues empezaron de forma anticipada, y ya veremos si llegan a quitar candidaturas también a los que rebasen topes de campaña o si se gastan lo permitido antes de la elección o tendrían que continuar camino a las urnas con menos recursos.

Y en todo esto, ya veremos qué dicen y hacen los árbitros INE y OPLE pues, por lo pronto todas más contralorías y fiscalías en términos de blindaje electoral andan de lentes oscuros o más o menos en pleno autismo.

DE SOBREMESA 

Entre licencias y renuncias de servidores públicos, rondan en unos quizá las candidaturas y otros las golondrinas en busca de la salvación.

Y en ese sentido, así como en el Poder Ejecutivo y ayuntamientos ya se están dando bajas, en el Poder Legislativo no tardarán y algunos en medio de escándalo.

¡ ES CUANTO ! 

Publicidad