Agustín Basilio de la Vega

El INE organizó este pasado 7 de abril el primer debate entre las candidatas con posibilidades a ser presidentes de la república. Denise Maerker y Manuel L. de San Martin fueron los moderadores de este ejercicio cívico diseñado con un formato que por lo menos me pareció complejo, no obstante, se pudo apreciar el talento de los candidatos, así como las propuestas de sus respectivas alianzas.

Una de las dos candidatas Xóchitl Gálvez o Claudia Sheinbaum será la próxima presidente de México en virtud de que el tercer participante no tienen posibilidades reales de ganar por lo que estamos ante un evento inédito. Los temas abordados en este primer debate fueron salud, educación, combate a la corrupción, transparencia, rendición de cuentas y grupos vulnerables por lo que aun hay muchos temas pendientes.

Las preguntas que se plantearon fueron hechas por ciudadanos mexicanos y durante dos horas dieron pie a respuestas, réplicas y señalamientos entre los participantes. La principal propuesta de la candidata del gobierno fue fortalecer las actuales instituciones de salud, educación y dar continuidad al actual gobierno. Una propuesta concreta que hizo fue que el gobierno ¡construya casas! con el INFONAVIT, en tanto que Xóchitl, propuso rescatar instituciones destruidas en los últimos 5 años como el Seguro Popular, las Estancias Infantiles y las Escuelas de Tiempo Completo y además mostró nuevos programas sociales innovadores que marcaron la diferencia.

Anuncios

La tarjeta “Mi Salud” que propuso Gálvez tiene como objetivo que tengan servicio médico gratuito y medicinas las personas que no son atendidas por la insuficiencia de instalaciones o servicios públicos.  De esta forma, las personas enfermas que no son atendidas por el IMSS o el ISSSTE o no les dan medicinas puedan ir con médicos, a hospitales privados y a surtirse de medicinas en farmacias comerciales sin costo alguno para los pacientes ya que el gobierno pagará las cuentas.

Con esta tarjeta del “Nuevo Seguro Popular” y recetas electrónicas se pretende que ya no falten las medicinas y que se pueda atender a millones de mexicanos que carecen de servicios médicos o que necesitan estudios y análisis.  En resumen, el gobierno se hará cargo de que sean atendidos los enfermos en una clínica pública o privada a través de la mencionada tarjeta “Mi Salud”.  

Otra propuesta de la candidata de Fuerza y Corazón por México es que la edad para recibir la ayuda económica por parte de los adultos mayores sea a partir de los 60 años y que todos los niños desde prescolar hasta la preparatoria reciban una beca universal para sostener sus estudios ya sea en escuelas públicas o privades. Xóchitl también explicó que, en las escuelas de tiempo completo, además de contar con la alimentación y una “Tablet”, los niños aprenderán inglés, computación y tendrán internet. 

Xóchitl Gálvez durante el debate se mostró su rostro humano cuando dijo “aprendí de mis padres el valor de la honradez” y cuando señaló que “la mejor manera de honrar a Dios es servir a los demás”. A manera de epílogo fue categórica: Los programas se quedan y serán mejores para que México sea realmente un país próspero.  

X @basiliodelavega                                            

Publicidad