Agustín Basilio de la Vega

El Pasado 1 de julio se celebró el día nacional del Ingeniero en México. Esta fecha evoca la aprobación de la Cédula Real por la que se creó en 1776 el Real Tribunal de Minería de la Nueva España que dio origen a la primera escuela formal de ingeniería en nuestro país.

De manera inédita, la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingeniería organizó un encuentro virtual en el que participaron más de 4,000 profesionistas y tuvimos la oportunidad de escuchar a diversos especialistas y empresarios como Jorge Maciel, Enrique Dau Flores, José Humberto Aguilar, Héctor Genís Juárez, Gilberto Ortiz Muñoz, Álvaro Castillo Zúñiga, Santiago Macías y Alfonso Domínguez quien además tomó protesta como XIX presidente de la Comisión Ejecutiva.

Los ingenieros coincidieron en primera instancia en la responsabilidad que tenemos en ser maestros permanentes y formar jóvenes creativos que propongan siempre mejores soluciones técnicas  con criterios éticos y económicos para resolver los problemas sociales.

También se reconoció la importancia de las universidades públicas en México que han formado a muchos ingenieros. Los ponentes expresaron la imperiosa necesidad de abordar también los temas humanistas para poder hacer equipo y actuar con solidaridad. Particularmente proponen impulsar el espíritu emprendedor de los estudiantes para que formen empresas y contribuyan a la creación de empleos en México.

Los ingenieros mexicanos se proponen, ante los retos de la actual crisis que atraviesa México, apoyar la superación de la emergencia en las cadenas de logística, transporte, construcción etc. para recuperar empleos; apoyar a los jóvenes en su formación; participar en política para coadyuvar a que se tomen las mejores decisiones sobre políticas públicas y; a actualizarse permanentemente bajo la premisa de la mejora continua. Respecto a la relación con el gobierno actual, el presidente de la UMAI señaló que “emitir opiniones técnicas no es ser oposición”.

Con la entrada en vigor del TEMEC antes TLC,  se hace más urgente el trabajo multidisciplinario de diferentes ingenierías y profesiones para construir obras para retener el agua y que no falte todo el año (primera obra de ingeniería de la prehistoria) y todo tipo de industrias e infraestructura de vanguardia para el desarrollo de energías limpias como la solar y eólica. 

El documental de Netflix “Dream Big: Engineering Our World” reconoce y agradece la labor de los ingenieros que resuelven problemas. Es además una invitación emotiva para que los estudiantes de todas las ingenierías se sientan orgullos de su proyecto educativo.

Los ingenieros empiezan a formarse en la infancia, los juegos educativos son cruciales como los que incluyen piezas para armar. Los video-juegos que tienen como fundamento la planeación y la estrategia también. Felicidades a todos los colegas. 

Twitter @basiliodelavega@gmail.com 

Publicidad