Agencia Reforma

 Cerca de 3 mil millones de pesos debe el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) a farmacéuticas desde 2019, estimaron miembros de esa industria, lo que ha puesto en aprietos la viabilidad de algunos laboratorios.

Rafael Gual, director de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), aseguró que las deudas por parte del Gobierno con los laboratorios es preocupante, pues el Insabi debe esos 3 mil millones de pesos de 2019 y 2020.

“Hemos hecho múltiples peticiones de audiencia con el Insabi (…) pero no hemos tenido la oportunidad de conversar. Son pagos atrasados, es decir el plazo ya se venció”, indicó.

Según Gual, el ISSSTE y el IMSS también tienen adeudos, pero de menor cuantía. “No es algo preocupante; nada que ver con la (deuda) del Insabi”. Agregó que la deuda del Insabi es con decenas de laboratorios.

De acuerdo con el experto, recientemente el Insabi se ha acercado a la industria para resolver con compras directas la adquisición de fármacos ante las claves de medicamentos que quedaron desiertas en la compra consolidada 2021, gestionada por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

“Es una de las incógnitas de cómo es que se va a pagar eso, porque si esas claves ya se le pagaron a la UNOPS, porque a la UNOPS se le tenía que pagar por adelantado, pues no sé si ya se distrajo esa partida presupuestal con lo que se le dio a la UNOPS o va a distraerse de otra partida para estas claves”.

En tanto, Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), alertó que las fuertes deudas del Gobierno han puesto en aprietos a laboratorios.

“El Insabi reconoce que sí debe dinero, que se le entregó (el medicamento) en tiempo y forma, pero dice que no tiene dinero”, señaló.

Octavio Gómez-Dantés, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, advirtió que el presupuesto de la Secretaría de Salud sigue disminuyendo y eso podría explicar esta problemática.

“En 2015 eran 153 mil millones de pesos constantes; 2016, 148 mil; 2017, 127 mil; 2018, 122 mil; 2019, 120 mil; 2020, 102 mil. Son pesos constantes (ajustados por inflación). Estos son datos de Hacienda”, indicó.

“No tiene recursos para cubrir lo que cubría el Seguro Popular, mucho menos para garantizar los servicios y medicamentos gratuitos de tercer nivel, como ha prometido el Secretario de Salud. Es pura y llana demagogia”, dijo.

Publicidad