Las autoridades mexicanas emitieron este miércoles una orden de arresto contra una amiga de Shanquella Robinson, la joven estadounidense que murió el mes pasado cuando se encontraba con unos amigos de vacaciones en Cabo San Lucas, en el extremo sur del estado de Baja California, informa ABC News.

“Este caso está totalmente esclarecido, incluso tenemos una orden judicial, una orden de aprehensión girada por el delito de feminicidio en agravio de la víctima y contra una presunta responsable, una amiga de ella que es la agresora directa”, indicó el fiscal general de Justicia de Baja California Sur, Daniel de la Rosa Anaya, que no reveló la identidad de la sospechosa. “En realidad, no fue una pelea, sino una agresión directa”, agregó.

Asimismo, señaló que se están realizando todos los trámites necesarios para aprehender a la presunta agresora, como la ficha de Interpol y la solicitud de extradición.

Anuncios

TE PUEDE INTERESAR:  Una joven estadounidense muere en extrañas condiciones en un balneario en México tras una riña con sus amigos

El pasado 28 de octubre, Robinson, de 25 años, viajó con seis amigos a Cabo San Lucas para festejar el cumpleaños de uno de ellos, y un día después fue encontrada muerta en la villa vacacional donde se hospedaban. Aunque en un primer momento, se afirmó que la joven falleció tras sufrir una intoxicación alcohólica, semanas después la autopsia reveló que la muerte se debió a una lesión grave en la médula espinal y a una luxación del atlas (primera vértebra cervical de la columna vertebral).

Paralelamente, a mediados de noviembre se difundió en redes sociales un video —filmado con un teléfono— en el que, supuestamente, aparece Robinson desnuda en una habitación, donde está siendo brutalmente golpeada por otra mujer que, al parecer, era una de las personas con las que había viajado al país latinoamericano.

En la grabación se ve cómo recibe varias cachetadas en el rostro y puñetazos en la cabeza, al tiempo que es tomada por el cuello y arrojada con fuerza al suelo. Al menos otras dos personas son testigos de la paliza, pero ninguna de ellas interviene.

Incoherencias 

Entretanto, las autoridades mexicanas presentaron el martes un informe sobre la muerte de Robinson que difiere de los detalles que habían aparecido en el certificado de defunción. Según este nuevo documento, obtenido por The Charlotte Observer, la joven no habría muerto 15 minutos después de sufrir una lesión en la médula espinal y un médico habría estado con ella en la villa durante casi tres horas antes de que fuera declarada muerta.

Según el informe policial, los amigos de la mujer solicitaron a las 14:13 una consulta médica. Al lugar llegó la doctora Karolina Beatriz Ornelas Gutiérrez, que al ver a la joven, que se encontraba estable, aunque deshidratada y en estado de ebriedad, quiso trasladarla al hospital para que recibiera tratamiento. Sin embargo, sus amigos se negaron e insistieron que fuera tratada en la villa.

A las 16:20 Robinson comenzó a tener convulsiones. En ese momento, una de las amigas de la mujer, identificada como Wenter Essence Donovan, llamó al 911. Mientras esperaba la ambulancia, Robinson luchaba por respirar y su pulso empezó a caer. A las 16:49 dejó de tenerlo y la médica comenzó a practicarle reanimación cardiopulmonar (RCP) hasta que llegaron los paramédicos, que intentaron “14 sesiones de  RCP, cinco dosis de adrenalina y seis descargas eléctricas [con un desfibrilador] sin éxito”.

La Policía acudió al lugar a las 17:25 por motivos de “parada cardiopulmonar” y “persona fallecida”. Robinson fue declarada muerta a las 17:57. 

Publicidad