Manuel Rubén Abimael Guzmán Reynoso, cabecilla del grupo terrorista Sendero Luminoso, murió este sábado a los 86 años, mientras cumplía cadena perpetua en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao, Perú.

El ministro de Justicia del país, Aníbal Torres, señaló a AP que Guzmán murió de una infección generalizada en un hospital militar.

En 1980, el cabecilla comenzó una lucha armada con el fin de conquistar el poder en Perú, que dejó miles de muertos, la mayoría de ellos indígenas quechuas y amazónicos quechuas de los Andes y la Amazonía.

Te puede interesar: Los ataques del 11-S: atentados que causaron la guerra contra el terrorismo de EE.UU. y las invasiones de Afganistán e Irak

De acuerdo con la Comisión de la Verdad y Reconciliación, Guzmán fue culpable de la muerte de más de 30,000 peruanos.

Fue capturado el 12 de septiembre de 1992 en una residencia en Surquillo, en Lima.

Publicidad