Karla Omaña/Agencia Reforma

Petróleos Mexicanos (Pemex) no logró alcanzar su meta de producción petrolera estimada para 2020, pues se quedó corta en 54 mil barriles diarios.

La compañía produjo en promedio un millón 660 mil barriles diarios de crudo el año pasado, frente al promedio de un millón 714 mil estimado por su director Octavio Romero Oropeza.

Comparado con 2019, cuando se registró un promedio de un millón 678 mil barriles, la producción cayó uno por ciento.

Sin sus socios, Pemex produjo un promedio de un millón 640 mil barriles diarios en 2020.

La mayoría de la producción del crudo fue de tipo pesado, con un promedio de un millón 39 mil barriles diarios.

Cabe mencionar que únicamente en diciembre, la producción promedió el millón 650 mil barriles diarios.

Respecto a la producción de gas natural, Pemex produjo en promedio 4 mil 852 millones de pies cúbicos de gas (incluyendo gas asociado y no asociado), una ligera caída de 0.8 por ciento frente a los 4 mil 894 millones de pies cúbicos diarios del mismo lapso de 2019.

Durante 2020, la empresa productiva del Estado se vio obligada a recortar su producción de crudo en 100 mil barriles diarios, durante mayo y junio, debido a un acuerdo de la OPEP+.

Tanto Pemex, como los operadores privados, se vieron afectados el año pasado por el desplome del precio internacional del crudo, impactado por la pandemia del Covid-19.

Ayer, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) dio a conocer sus propias cifras de producción, donde informó que a diciembre, la producción de los operadores privados sumó un total de 51 mil barriles diarios, 10.5 por ciento menos de lo esperado.

La Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi) había estimado cerrar con una producción de 57 mil barriles diarios en 2020.

Publicidad