Los casos activos en México se multiplicaron por cinco en el último mes al pasar de 20 mil a 103 mil sin impactar por ahora en áreas crítica de hospitales, aunque expertos alertaron sobre el riesgo de que, en un caso extremo, el colapso de los centros médicos pueda ocurrir.

Si la tendencia de ocupación de los pacientes que no son críticos comienza a elevarse exponencialmente como ocurrió en la última semana, el riesgo de que “comiencen a infectarse muchos al mismo tiempo” deja latente la posibilidad de que el sistema se sature, dijo el infectólogo Alejandro Macías.

El director del Instituto Internacional de Futuros de la Salud, Enrique Ruelas, advirtió que México “desperdició tiempo para prepararse ante la llegada” de la variante ómicron, sin que el gobierno haya tomado precauciones suficientes, con “medidas concretas, enfocadas y oportunas” para amortiguar su impacto.

Anuncios

El Consejo de Salubridad General (CSG), el máximo órgano de toma de decisiones en materia de epidemias en el país, “no fue suficientemente tomado en cuenta” en sus dos últimos años, y en sus últimas sesiones no ha aparecido el tema”, lamentó el experto.

La reacción tardía se arrastra desde el inicio de la pandemia, señaló Ruelas, ex secretario del CSG.

“Me sorprende muchísimo porque la razón de la existencia de ese consejo y de su regulación en la Constitución mexicana es hacer frente precisamente” a la crisis sanitarias como la del Covid-19, indicó.

A fines de 2019, cuando se supo de los primeros casos de Covid-19 en China y los casos comenzaron a repuntar en Nueva York, México empezó a reaccionar hasta marzo.

En cambio, en 2009, cuando se supo que México era el epicentro de la pandemia de influenza AH1N1 se tomaron “las primeras medidas drásticas” apenas 24 horas después.

Hasta ahora, la ocupación hospitalaria de camas generales en México asciende a 19%, contra 13% de hace una semana, pero la de camas con respirador artificial apenas aumentó de 11 a 12%.

En cambio, la cifra de fallecimientos no ha aumentado y se contabilizaron pocas defunciones en las últimas 24 horas, contra las miles de hace un año, cuando se registró el pico más alto de la segunda ola.

Hasta ahora se registran más de 4 millones de contagios y cerca de 300 mil muertes en México, el cuarto país con mayor cifra de fatalidades en el mundo por Covid-19.

Los estados con más casos activos son la capital, que acapara la cuarta parte (26.862), seguido de Baja California Sur (6.415), el estado de México (6.269) y Quintana roo (4.257).

Te puede interesar: México, el país con más contagios de ómicron en América Latina: GISAID

Según Macías, el zar contra la pandemia de influenza H1N1 de 2009, “si nos atenemos al número de enfermos por día, la variante ómicron pronto superará el pico de la cepa Delta en México y América Latina”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que su gobierno le “ha estado dando seguimiento a la variante ómicron del covid-19” y admitió que, como lo muestran las cifras y lo constatan los científicos, es “muy contagiosa”, pero dijo que, “afortunadamente no reviste el nivel de peligro de “las otras variantes”.

En su conferencia matutina diaria, reconoció que sí hay muchos contagios en el país, pero “todavía no hay incrementos en hospitalizaciones que los lleven a pensar que puedan rebasar al sistema de Salud” por cuanto “hay capacidad para atender a enfermos”.

Publicidad