El Consejo Coordinador Empresarial salió en defensa de los empresarios que han invertido en el sector energético y acusó a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y al director general de CFE, Manuel Bartlett, de mentir y de hacer declaraciones que están guiadas por la ideología y no por la especialización técnica y el rigor que requiere un tema de la más alta prioridad.

El organismo que preside Carlos Salazar Lomelín explicó que es comprensible que se utilicen las conferencias de prensa de los servidores públicos para comunicar mensajes que atienden a su conveniencia política.

Dijo que están en su derecho de presentar ideas y argumentos, “pero no a calificar de robos a la nación a las actividades lícitas de los inversionistas. No hay razón para mentir”.

Te puede interesar: Cancelar reforma energética generaría fuga de capitales y crisis económica

En un comunicado, el CCE aseveró que, con el tiempo, las mentiras cobran vida propia y erosionan la confianza que todos queremos construir.

Por ello, el sector empresarial hizo un llamado a que las voces que hoy participan en la discusión sobre la reforma constitucional en materia eléctrica, que aborden el tema con responsabilidad y apego a la verdad.

Los invitó a conocer la historia regulatoria del sector eléctrico que impida el uso doloso de información incompleta.

Publicidad