Un grupo integrado por más de 80 personalidades de la política y la academia a nivel mundial han expresado su “grave preocupación por la creciente amenaza de violencia, asesinato e injerencia en las elecciones presidenciales del 29 de mayo en Colombia”.

A través de un comunicado, parlamentarios, diplomáticos, intelectuales y políticos de más de 20 países solicitan que el proceso electoral que se realizará el próximo domingo, sea “democrático libre y pacífico”.

“A principios de este mes se hizo público un plan de asesinato del grupo paramilitar La Cordillera contra el candidato y actual senador Gustavo Petro. Tanto Petro como su compañera de fórmula Francia Márquez Mina han sobrevivido a intentos de asesinato en el pasado: Petro como candidato presidencial en 2018 y Francia Márquez como activista en 2019”, dice parte del texto firmado por líderes de América Latina, Asia, África, Europa, Oceanía, Canadá, EE.UU. y Reino Unido.

Anuncios

Te puede interesar: Asesinan a balazos a Cecilia Monzón, abogada y activista contra la violencia de género, en el estado mexicano de Puebla

“Ahora, las amenazas de muerte circulan regularmente en las plataformas de las redes sociales, amenazando sus vidas y su derecho a la expresión política, a pocos días de la votación de la primera vuelta”, añade la carta en la que aparecen como firmantes el intelectual estadounidense Noam Chomsky; el expresidente de Ecuador Rafael Correa; la ministra argentina de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; la congresista estadounidense Rashida Tlaib; el parlamentario francés Jean-Luc Mélenchon, entre otros.

El grupo advierte que “la violencia política” no se limita a los candidatos, sino que también apunta a los activistas comunitarios. “Hasta ahora, más de 50 líderes y lideresas sociales —incluidos sindicalistas, representantes indígenas y afrocolombianos, organizadores de movimientos campesinos y ecologistas— han sido asesinados este año en un intento de intimidar y eliminar los movimientos populares de Colombia”, reza el texto.

En ese sentido, agregan que la situación de violencia se recrudece con las acciones de “las narcoparamilitares” Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), que “han lanzado un ‘paro armado’ que ha paralizado regiones enteras, asesinando a decenas de personas y poniendo en peligro el proceso democrático”.

“Mayor vigilancia, escrutinio y transparencia”

Además, indican que “varios congresistas” han advertido sobre “la intervención de las más altas instancias del gobierno colombiano, incluso de altos cargos militares” en la coyuntura político-electoral.

“Estas advertencias se han hecho más fuertes tras la suspensión de los líderes elegidos democráticamente a principios de este mes, lo que hace temer la posibilidad de que se trate de una guerra jurídica selectiva”, agrega el documento en referencia a las decisiones de la Procuraduría General colombiana de inhabilitar temporalmente de sus cargos a varios alcaldes y funcionarios por presuntamente incurrir en proselitismo.

En conjunto, agrega el grupo, las amenazas que se ciernen en torno a la campaña política, “exigen una mayor vigilancia, escrutinio y transparencia en las elecciones presidenciales de Colombia”.

“Durante décadas, el pueblo de Colombia ha exigido paz y dignidad. Nos manifestamos ahora en solidaridad con su lucha por un proceso democrático libre y pacífico”, añaden los firmantes.

La disputa por la Casa de Nariño, que se ha dado bajo un clima de tensiones y polarización, mantiene como principales rivales al derechista Federico ‘Fico’ Gutiérrez y al aspirante por el Pacto Histórico, el izquierdista Gustavo Petro, quien lidera las encuestas.

Si un candidato logra conseguir el 50% más uno de los votos en la primera vuelta, será electo como Jefe de Estado, de lo contrario, los dos aspirantes más votados tendrán que continuar en campaña para la segunda vuelta, que está fijada para el 19 de junio de 2022.

Publicidad