Siete personas han muerto y varias han resultado heridas en un tiroteo registrado este miércoles en un supermercado Walmart de la ciudad de Chesapeake, en el estado de Virginia (Estados Unidos).

La llamada que alertó de los hechos fue recibida por los agentes a las 10:12 de la tarde (hora local), precisó un portavoz policial a los periodistas.

El jefe de la Policía de Chesapeake, Mark Solesky, confirmó a periodistas de ABC News que el atacante, cuya identidad aún no ha sido revelada, era un empleado de Walmart. El hombre entró con una pistola en la sala de descanso y abrió fuego contra otros empleados, después de lo cual se disparó a sí mismo, precisó Solesky.

Anuncios

Te puede interesar: Trump sabía de presuntas evasiones fiscales, sugiere ejecutivo durante el juicio 

La Policía no pudo confirmar si el tiroteo se había limitado a una parte del establecimiento y agregó que aportarán más detalles de lo sucedido a medida que avance la investigación en el terreno.

Un noviembre marcado por tiroteos en EE.UU.

El ataque de este miércoles es el último de una serie de incidentes similares registrados este mes en EE.UU.

El pasado 5 de noviembre, nueve personas resultaron heridas en un tiroteo que estalló cerca de un bar de Filadelfia (Pensilvania). La Policía de la ciudad comunicó que dos heridos fueron hospitalizados en estado crítico, mientras que otros siete permanecían estables.

Días después, una persona fue asesinada en un tiroteo ocurrido en el edificio de la Oficina del Médico Forense del condado de Dallas, en el norte de Texas. Tras el ataque, el hombre armado se quitó la vida.

A mediados de noviembre, medios locales estadounidenses informaron de la muerte de tres personas en un tiroteo registrado en la Universidad de Virginia, el este de EE.UU., que también dejó dos heridos. El presunto autor de los disparos, Christopher Darnell Jones, fue identificado como un estudiante del centro educativo.

El último tiroteo en el país norteamericano hasta el de este miércoles tuvo lugar hace tres días en un club gay en Colorado Springs, la segunda ciudad más poblada del estado de Colorado. Cinco personas murieron y al menos 18 resultaron heridas después de que un hombre armado abriera fuego contra los clientes del establecimiento.

Publicidad