El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que, si en la Casa Blanca le piden hacerse prueba de COVID-19 previo a su reunión con el mandatario estadounidense Donald Trump, se la realizará sin ningún problema.

“Vamos a cumplir todos los protocolos, lo tenemos que hacer, si hace falta sí (hacerse la prueba) Todavía no lo sabemos pero si está en el protocolo, sí, no me niego. Se está analizando eso, pero sin ningún problema, no tenemos nada qué ocultar, vamos con la frente en alto como representante de un gran pueblo y de un gran país”, refirió.

El mandatario mexicano no descartó que en su reunión con Trump se hable de otros asuntos de la relación bilateral entre México y Estados Unidos, pero “sin confrontación”.

“Se está revisando el formato del encuentro y sí el tema principal es el inicio de esta nueva etapa del tratado comercial, que considero es importantísimo, la entrada en vigor del tratado, nos va a ayudar mucho en la reactivación de nuestra economía, ayuda a las tres naciones, a toda la región de Norteamérica”, argumentó.

“Podemos hablar de todo pero sin confrontación, porque es un encuentro político. La política se inventó para evitar la confrontación, la guerra. Es una relación amistosa my de trabajo”, aclaró.

López Obrador dejó en claro que ya tiene los boletos de avión para su viaje a Washington D.C., y que en el caso del hospedaje, la Casa Blanca le ofreció pagarle un hotel a la comitiva mexicana que viajará a Washington D.C. 

“Estoy pensando en dónde me voy a quedar porque tengo amigos, pero poco a poco”, informó, tras asegura que le informaron que la Casa Blair, la residencia oficial de los invitados del presidente de Estados Unidos, se encuentra actualmente cerrada por reparaciones.

Publicidad