Al tiempo que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó “enérgicamente” el homicidio del periodista Abraham Mendoza Mendoza, perpetrado ayer, consideró apremiante revisar y construir políticas públicas y estrategias oficiales más eficaces para prevenir agresiones, incidentes y riesgos, así como para garantizar la vida, seguridad e integridad personal de las personas periodistas y colaboradores de los espacios informativos.

Refirió que de acuerdo con la Secretaría de Gobernación, de diciembre de 2018 a la fecha han sido asesinados 43 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, con el dato adicional de que 7 de ellos eran beneficiarios del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Lo anterior, añadió, “obliga a una reflexión seria y responsable”, pues señaló tener quejas de comunicadores que no han tenido acceso al Mecanismo, a pesar de estar en riesgo de vida.

La CNDH ofreció su colaboración para revisar y construir políticas públicas y estrategias oficiales más eficaces.

Te puede interesar: Diputados se atrincheran en el Congreso para discutir aborto legal

“El ejercicio de la libertad de expresión y de prensa, en condiciones de igualdad, seguridad, respeto y garantías, debe ser un tema prioritario en la agenda pública de las autoridades mexicanas”, manifestó en un comunicado.

Sobre Mendoza Mendoza, quien fue agredido con arma de fuego por sujetos desconocidos al salir de un gimnasio en la ciudad de Morelia, Michoacán, demandó a la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) indagar de manera exhaustiva el homicidio, con especial énfasis en la posible relación de los sucesos con la labor informativa que en vida realizaba pero también respecto a los probables responsables materiales e intelectuales, coordinando asimismo las acciones necesarias, suficientes y consentidas para la atención integral de los familiares y víctimas indirectas en el caso.

La CNDH observará “con atención la evolución de los acontecimientos y de las investigaciones que realicen las autoridades competentes para el esclarecimiento de los hechos e identificación de los responsables, para que sean presentados ante la justicia y reciban el castigo que en derecho corresponda, a fin de que este caso no quede en la impunidad”.

De acuerdo con información proporcionada por la FGJE de Michoacán, tres presuntos responsables del crimen fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes huían del sitio a bordo de un vehículo.

La Comisión Nacional destacó que los asesinatos que suceden en agravio de integrantes del gremio de la comunicación, no solo los afectan a ellos sino que, además, representan un agravio a la sociedad y una vulneración a su derecho de estar informada.

Publicidad