El Ministerio de Salud argentino dijo el domingo que detectó un caso sospechoso de viruela del mono en Buenos Aires, en medio de una creciente preocupación por el crecimiento de casos en Europa y otros países de la enfermedad que es más común en el oeste y centro de África.

Según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el sábado existían en el mundo 92 casos confirmados y 28 sospechosos de viruela del mono, la mayoría en Europa, aunque también en Canadá, Estados Unidos y Australia.

Aún no se registró un caso positivo de la enfermedad en Latinoamérica.

Anuncios

Según el comunicado de la cartera de Salud argentina, el caso sospechoso es de un residente de la provincia de Buenos Aires que había viajado recientemente a España. La persona se encontraba en buenas condiciones y estaba aislado, mientras se realizan testeos, agregó el Gobierno.

La viruela del mono es una enfermedad infecciosa que suele ser leve y es endémica en algunas partes de África occidental y central. Se propaga por contacto estrecho, lo que significa que puede contenerse con relativa facilidad mediante medidas como el autoaislamiento y la higiene una vez que se identifica un nuevo caso.

El brote en 11 países donde no es endémico es muy inusual, según los científicos. Se han registrado más de 100 casos confirmados o sospechosos, la mayoría de ellos en Europa.

Te puede interesar: Viruela del mono ‘debe preocupar a todo el mundo’: Biden

Heymann, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que es probable que los expertos den más orientaciones a los países en los próximos días.

Las autoridades sanitarias de varios países han advertido que los casos podrían aumentar aún más por las reuniones y festivales del verano.

Publicidad