A partir del próximo lunes podrán abrir los bares y discotecas de una parte de España, cuando entre en vigor la fase 3 de desescalada; la medida incluye que no se abran las pistas de baile y se utilicen mascarillas o se garantice el distanciamiento social.

Las plazas de toros también pueden reabrirse sin superar la mitad del recinto, y en todo caso, un máximo de 800 personas. También podrán reabrir los casinos, los salones de juego y otros locales con 50 por ciento del aforo y se elimina la prohibición de máximo 50 personas en el interior, incluyendo a trabajadores.

Te puede interesar: España reabrirá fronteras terrestres con Portugal y Francia el 22 de junio

Para la Federación de Empresarios de Ocio Nocturno España de Noche, las medidas serán una forma de ensayar la “nueva normalidad”; sin embargo, les preocupa que la necesidad de socializar se resuelva con fiestas privadas o lugares clandestinos.

Por su parte, la Asociación de Empresarios de Establecimientos de Juego y Ocio de Madrid se mostró inconforme pues aseguró que los casinos podrían haber abierto desde la fase 2 implementando las mismas medidas de seguridad que los lugares de ocio y los restaurantes.

“El sector sufre una discriminación que es ajena a la actividad que realiza”, afirmó un vocero de la asociación.

Asimismo, en las regiones en las que aún se encuentra la fase 2, se flexibilizarán algunas normas como la apertura de las plazas de toros o la ocupación de la totalidad de los asientos en el transporte público.

Las nuevas disposiciones de la fase 2 también contemplarán que los hoteles y restaurantes sólo podrán estar al 50 por ciento de su capacidad, con distancia entre mesas.

Hasta el momento, España ha registrado 240 mil 978 contagios de COVID-19 y 27 mil 134 decesos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Publicidad