El exvicepresidente estadounidense Joe Biden, aspirante a la candidatura demócrata en las elecciones de 2020, respaldó este miércoles por primera vez la idea de someter a un juicio político al presidente Donald Trump, después de varios meses de oponerse a ese proceso que ahora impulsa su partido en el Congreso.

“Donald Trump violó las responsabilidades de su cargo, traicionado a esta nación y cometido actos que merecen un proceso de destitución. Debería ser sometido a un juicio político”, dijo Biden durante un acto de campaña en Rochester.

El exvicepresidente, que está empatado con la senadora demócrata Elizabeth Warren en lo alto de las encuestas previas a las primarias de 2020, aparcaba así las reservas que había expresado hasta ahora respecto a la posibilidad de que el Congreso abra un juicio político a Trump a raíz de la investigación que han abierto los demócratas.

El cambio en la postura de Biden es especialmente significativo porque la investigación abierta en la Cámara Baja se centra precisamente en las presiones de Trump al gobierno de Ucrania para que indagara la posibilidad de que el propio exvicepresidente y su hijo, Hunter, hubieran protagonizado actos corruptos en ese país.

“(Trump) está socavando nuestra Constitución, y no podemos dejarle que se salga con la suya”, subrayó Biden.

Aseguró que ya van tres veces “que se sepan” en las que Trump haya buscado la ayuda de un gobierno extranjero para llegar o mantenerse en el poder, y subrayó que eso es “antiestadounidense”.

La reacción de Trump no se hizo esperar, pues el mandatario escribió en su cuenta de Twitter que es “patético ver al adormilado Joe Biden, quien junto a su hijo Hunter y en detrimento del contribuyente estadounidense ha timado a al menos dos países por millones de dólares”, para pedir un juicio político en su contra.

“Yo no hice nada mal. ¡La campaña en vías de fracasar de Joe no le ha dejado otra opción (que pedir el juicio político)!”, opinó Trump.

Hasta ahora, mientras muchos de sus rivales en las primarias demócratas respaldaban abiertamente la posibilidad de un juicio político a Trump, Biden había afirmado que ese proceso de destitución debía iniciarse solo si el presidente se negaba a cooperar con los comités que le investigan de la Cámara Baja.

Esa posibilidad quedó descartada este martes, cuando la Casa Blanca envió una carta a los líderes demócratas en la Cámara Baja para avisar de que Trump no cooperará en las peticiones de quienes le investigan, al considerar que el proceso es “ilegítimo”.

Publicidad