Critica AMLO costo y demoras en Nuevo Aeropuerto

Anuncios
Anuncios

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, informó que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) lleva apenas un avance del 20 por ciento y que se están pidiendo otros 88 mil millones de pesos del presupuesto para continuar la obra.

“En el informe que me presenta el ingeniero [Javier] Jiménez Espriú se habla, y aquí yo ofrezco disculpas porque cuando presenté el informe hablé de que llevaba un avance de 35 por ciento, pues no es cierto: el avance es del 20 por ciento, nada más”, informó hoy el Presidente electo en un video donde dio a conocer detalles de un informe que le presentó ayer el futuro Secretario de Comunicaciones y Transportes.

“Lo que más me llama la atención de todo es que se está solicitando, hace unos cuantos días se hizo una reunión del Fideicomiso, y se están solicitando 88 mil millones de pesos del presupuesto público. Esto no es posible, nosotros no podríamos financiar esto”, añadió.

También dijo esto: “Tengo información, lo voy a indagar, de que cesaron al Jefe de la Fuerza Aérea del Ejército por darle información al ingeniero Jiménez Espriú sobre la base militar de Santa Lucía”. Precisó que no sabe si fue al General de las Fuerzas Aéreas o el encargado de la base. “Si esto fue así, le ofrezco al general cesado, e incluso también que lo vamos a volver a poner en su cargo, porque eso es una injusticia”, añadió.

López Obrador anunció que existe ya un dictamen, realizado antes de iniciar la construcción del Nuevo Aeropuerto, por una empresa que se conoce como OAS, que detallaba que era posible mantener el actual aeropuerto y utilizar el aeropuerto militar de Santa Lucía: “es decir, que podían operar los dos aeropuertos, que no había problemas de interferencia del paso aéreo”.

“Les leo un párrafo: La base aérea de Santa Lucía se encuentra a 35 kilómetros aproximadamente del AICM, distancia que se reduciría si lo que medimos es la separación de sus espacios aéreos. Es una zona despejada, con buena climatología local, con características mecánicas del terreno que no parecen tener especiales notaciones críticas. Y dispone de espacio para crecer, en principio, de manera moderada. Las trayectorias principales de operación son compatibles entre ambos aeropuertos”.

El Presidente electo también informó que hay una propuesta del empresario Carlos Slim y otros para reducir los costos de la obra, en la que plantean que ellos podrían hacerse cargo de la inversión en el NAIM, sin que se utilicen recursos del presupuesto.

“También tengo información de que hay empresarios, como Carlos Slim y otros, que tienen obras en el Aeropuerto de Texcoco, inversiones, y que están planteando que se puede terminar el aeropuerto de Texcoco con un costo menor, si se abarata materiales, si se comprar materiales en México, si se fortalece el mercado interno”, dijo.

“En ese caso sí podríamos considerar la posibilidad de continuar con la construcción en Texcoco y no cancelar la obra. Al final de cuentas va a ser la gente quien va a decidir”, destacó.

Indicó que no sabe si con esa propuesta “se pueda reducir en tiempo de construcción, en definitiva el Nuevo Aeropuerto estaría terminado, si nos va bien, en el 2024, prácticamente nos pasaríamos todo el sexenio construyendo el aeropuerto”.

LAS OPCIONES

La construcción de un Nuevo Aeropuerto, ya sea en Texcoco, en donde se desarrolla actualmente, o en Santa Lucía, que es la propuesta del Presidente electo, son las dos opciones que están sobre la mesa y que tendrán que elegir los mexicanos a través de una consulta ciudadana el próximo 28 de octubre.

La primera ha sido fuertemente criticada por estar inmersa en presuntos actos de corrupción y por los daños ambientales que generaría, mientras que la segunda ha sido descartada por varios organismos que la califican como improvisada e “inviable”.

El Presidente electo indicó que en días pasados Jiménez Espriú recibió un correo electrónico del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, donde le informó que cancelaron una campaña a favor del Nuevo Aeropuerto que se llevaba a cabo en medios de comunicación y en transportes.

Detalló que se hizo de manera formal la solicitud de la cancelación de la campaña. Y que fue la propia Presidencia quien hizo la solicitud de la cancelación. Sin embargo, dijo, tal vez ni el Presidente Enrique Peña Nieto esté informado sobre ello.

Publicidad