El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta reveló que la deuda pública de Puebla asciende a 44 mil millones de pesos que heredaron los gobiernos anteriores de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad, por lo que advirtió que se aplicará la ley si la Contraloría del Estado encuentra irregularidades.

“La deuda asciende a alrededor de 44 mil millones de pesos, Puebla reclama saber la verdad, por eso he instruido a la Contraloría del Estado que hay que fortalecerla para llevar a cabo auditorías a los gobiernos anteriores y si existen irregularidades que espero no existan habrá la aplicación de la ley”, dijo.

En su primer mensaje como gobernador y tras rendir protesta en el Congreso del Estado, Barbosa Huerta dijo que el gran pendiente es dar a conocer a cuánto asciende la deuda y las obligaciones de pago del gobierno que comprometen y asfixian las finanzas públicas.

Refirió que en Puebla no todo lo que se debe es legal, pues se construyó y se puso en marcha una estrategia jurídica, legislativa, financiera y contable para llevar a cabo grandes inversiones y ocultarlas como deuda, ponerlas como obligaciones de pago, crear beneficios particulares rodeado de corrupción.

“Vamos a integrar equipos especializados para tomar decisiones correctas, el gobernador no va a opinar hasta que tenga el respaldo de opiniones del más alto nivel, tendremos que consultar con consultorías en materia legal, fiscal, financiera, contable, analizar los impactos sociales y políticos”, dijo.

El 23 de julio El Sol de Puebla publicó que Barbosa recibirá la administración con una deuda de 13 mil 521 millones 265 mil 469 pesos, aunado al reto de rehabilitar, modificar o retirar las obras que no han cumplido con sus objetivos y para otros gobiernos representaron una inversión de 15 mil 640 millones 395 mil pesos.

Publicidad