El presidente nacional del PAN, Damián Zepeda, sostuvo que el encuentro de Ricardo Anaya en la Universidad Iberoamericana revela el sello de diálogo y apertura de lo que sería su gobierno.

Ello, dijo, en contraste con los candidatos presidenciales que aún no han aceptado la invitación que les formularon los estudiantes.

“No concibo que alguien que aspira a la Presidencia de la República tenga miedo a dialogar con jóvenes universitarios. Por más difícil que haya sido una experiencia anterior. Esa falta de voluntad y de carácter no son apropiados para un aspirante a gobernar el país”, indicó.

En gira de trabajo por Ciudad Juárez, Chihuahua, Zepeda Vidales, quien se reunió con candidatos y liderazgos locales, afirmó que México está en un punto de quiebre.

Sólo hay dos opciones: el riesgo de caer al precipicio con un gobierno despótico, o la esperanza de avanzar al futuro, con un joven inteligente, basado en la ley, de la mano de la sociedad civil y abierto al mundo.

Por eso, exhortó a los chihuahuenses a mantener su dignidad histórica, cerrarle el paso al autoritarismo y elegir un México de libertades, con Ricardo Anaya a la cabeza.

Mediante un comunicado, Zepeda Vidales recordó que Chihuahua ha sido escenario de luchas históricas a favor de la democracia, como la que dio en 1958 Luis H. Álvarez, al desafiar la candidatura de Adolfo López Mateos, y desde entonces el estado ha mantenido una lucha por la dignidad.

“Nadie nos va a enseñar a luchar por la democracia. Aquí nació, hace más de 60 años, la primera caravana por la democracia”, resaltó.

Publicidad