El controvertido dictamen pretende liberar a personas indiciadas, procesadas o sentenciadas en el fuero federal por aborto, delitos contra la salud, robo simple y sin violencia o sedición, así como a indígenas juzgados sin contar con una adecuada defensa.

La Ley de Amnistía fue avalada en lo general por 306 votos a favor, 129 en contra y cuatro abstenciones; cabe destacar que esta medida no sería concedida a reincidentes ni sentenciados por homicidio, lesiones o secuestro.

Tampoco habrá amnistía para quienes hayan utilizado armas de fuego o incurrido en alguno de los delitos graves enlistados en el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La aprobación en lo general de la Ley referida prevé la integración de una comisión del poder Ejecutivo federal para determinar la procedencia de las solicitudes de amnistía y, en su caso, someterlas a la consideración de un juez para confirmar el otorgamiento de dicho beneficio.

Publicidad