Discurso de Yunes Márquez, lleno de yerros y logros ajenos

Anuncios
Anuncios

El precandidato a la gubernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez cometió varios yerros durante su discurso frente a Ricardo Anaya, pues primero asumió como suyos los logros en el gobierno estatal, para luego acusar que en un año no ha habido resultados positivos.

Y es que comparó al gobierno de Veracruz con un avión en picada, donde lo importante era primero estabilizarlo, al reconocer que no ha habido resultados.

Ahora, agregó, la aeronave debe retomar el vuelo y acelerar el paso; eso mismo ocurre con la entidad donde hay que dar curso y seguimiento a las políticas de seguridad, empleo, combate al crimen e inversiones.

El hijo del mandatario aseguró que su experiencia como alcalde dos veces en Boca del Río, le dan credenciales suficientes para ser quien continúe con el trabajo que ha hecho Yunes Linares.

Presumió que entre sus méritos está dejar un municipio con finanzas sanas y obra públicas ahora “el cambio habla por nosotros, eso se puede replicar en todo el estado”.

Durante su discurso hizo referencia a las críticas que han hecho sobre calificar su candidatura como una monarquía, a lo cual negó que sea realidad, pues él como cualquier otro candidato tendrá que salir a pedir el voto y no recibirá la gubernatura por herencia.

Según él, nadie le ha regalado nada en política, y por tanto su aspiración es legítima, como también lo es la candidatura que encabezará al frente de la coalición de PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Publicidad