Pese a tener una oposición disminuida, la aplanadora de Morena no ha sido tan eficiente para concretar cambios legales, si se compara con las Legislaturas que arrancaron a la par de los dos sexenios anteriores.

El Pacto por México, espacio de construcción de acuerdos entre legisladores, partidos y el gobierno de Enrique Peña Nieto, logró 121 cambios legales en sus primeros 15 meses, entre ellos 12 reformas constitucionales, de acuerdo con un conteo realizado por Excélsior con base en el registro histórico del trabajo de los senadores y diputados federales.

En el mismo periodo, los legisladores de Morena y sus aliados produjeron 58 cambios legales, ocho de ellos reformas a la Constitución, esto pese a tener la mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso de la Unión, algo que no se registraba desde los tres primeros años del sexenio de Ernesto Zedillo.

Además, en los primeros 15 meses de la LX Legislatura, que fue de la mano con el arranque del gobierno de Felipe Calderón, los legisladores produjeron 69 reformas y 11 fueron constitucionales.

Pacto por México vence a aplanadora de Morena

El Pacto por México se colocó como el mecanismo de mayor eficiencia en la concreción de los modificaciones legales y constitucionales que requirió un Poder Ejecutivo para concretar su proyecto de gobierno, pues en su primer año, la llamada aplanadora legislativa de la Cuarta Transformación produjo 58 cambios en las leyes y Constitución del país, mientras que el Pacto concretó 121 cambios.

Con base en el registro histórico del trabajo de los senadores y diputados federales, en sus primeros 15 meses de trabajo, la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, que arrancó con el gobierno de Enrique Peña Nieto, produjo 12 reformas constitucionales, mientras que en el mismo periodo de la actual LXIV Legislatura, que arrancó con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se lograron ocho cambios constitucionales.

Durante los primeros 15 meses de trabajo de la LX Legislatura, que fue de la mano con los primeros meses de gobierno del panista Felipe Calderón, los senadores y diputados federales produjeron un total de 69 reformas, de las cuales 11 fueron constitucionales, a pesar de que se trató del gobierno con el mayor nivel de crítica en su contra, al grado que los entonces senadores del PRD declararon a Calderón como un presidente espurio y se negaron a reconocerle su papel de mandatario federal.

Los contextos políticos y legislativos de los tres últimos gobiernos son diferentes, por la forma en que los presidentes de la República comenzaron sus gobiernos.

El actual gobierno cuenta con una mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso de la Unión, que no se registraba desde los tres primeros años de gobierno del priista Ernesto Zedillo; eso implica que es el primero, desde 1997, que tienen a una oposición disminuida, sin embargo, esa aplanadora legislativa no fue tan eficiente como lo fue el único mecanismo político construido para superar las diferencias entre la oposición y el gobierno federal, denominado Pacto por México.

Para comparar los primeros 15 meses de las legislaturas que acompañan el inicio de un sexenio del Poder Ejecutivo, Excélsior eliminó los decretos relacionados con la vida interna del Congreso de la Unión; los paquetes económicos que se aprueban cada año; los decretos relacionados con muros de honor, monedas conmemorativas, días y años declarados en honor de algún personaje histórico, causa social o política y también los decretos de los periodos extraordinarios, porque forman parte de un trabajo cotidiano del Poder Legislativo, lo que permitió observar que la aplanadora de Morena no fue tan eficiente como el Pacto.

Producto de una diferencia menor al uno por ciento en los resultados electorales del 2006, la LX Legislatura fue el escenario constante de la polarización entre el entonces PRD y sus aliados políticos del PT y Convergencia –hoy Movimiento Ciudadano–, contra el PAN; sin embargo, el papel de los entonces líderes del PRI, Manlio Fabio Beltrones, en el Senado, y Emilio Gamboa, en la Cámara de Diputados, impidieron la parálisis legislativa.

Así, durante los primeros 15 meses de la LX Legislatura, de los cuales 12 fueron de la mano con el gobierno de Felipe Calderón, los senadores y diputados federales concretaron 69 reformas y nuevas leyes; 11 de ellas fueron constitucionales, aunque en ese entonces el PAN carecía de la mayoría absoluta y estaba muy lejos de la mayoría calificada que se requiere para cambiar la Constitución.

La dificultad para concretar los cambios legislativos que caracterizaron al Congreso de la Unión desde 1997, cuando se rompió la mayoría absoluta histórica del PRI, generó que el entonces naciente gobierno de Enrique Peña Nieto aceptara la propuesta de los perredistas Jesús Ortega y Jesús Zambrano para construir el Pacto por México, que fue un espacio de construcción de acuerdos entre legisladores, dirigentes de los partidos políticos y el gobierno federal.

Ese Pacto por México contó así con el respaldo del PRI, PAN y PRD, que eran las principales fuerzas políticas, a pesar de que en el interior del PAN y PRD había oposición a este mecanismo.

Así, entre el 1 de septiembre del 2012 y el 21 de diciembre del 2013, periodo de los primeros 15 meses de trabajo de la LXII Legislatura, entonces liderada por los priistas Emilio Gamboa, en el Senado, y Manlio Fabio Beltrones, en la Cámara de Diputados, se produjeron 121 reformas, de las cuales 12 fueron constitucionales.

La actual LXIV Legislatura tiene una mayoría absoluta que forma Morena, y sus aliados del PT, PVEM y PES, pero carece de la mayoría calificada para concretar reformas constitucionales. Morena y sus aliados están liderados por Ricardo Monreal, en el Senado, y por Mario Delgado, en la Cámara de Diputados.

En sus primeros 15 meses de trabajo, los legisladores concretaron 58 cambios, de los cuales ocho son constitucionales. Es decir, un número menor que el registrado cuando las fuerzas políticas decidieron sentarse a construir acuerdos, en igualdad de condiciones, con el gobierno federal en turno.

Reformas constitucionales

Las diferencias en los primeros 15 meses de las Legislaturas LX, LXII y LXIV, a inicio de sexenio, fueron notorias

Publicidad