“Existe amplia evidencia de que el coronavirus proviene del laboratorio de virología de Wuhan”.

Esto fue declarado por el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo.

“China ha hecho todo lo posible para mantener al mundo en la oscuridad” sobre el coronavirus, atacó el funcionario de la administración de Donald Trump, entrevistado este domingo por la cadena ABC.

China “hizo todo lo posible para asegurarse de que el mundo no supiera de manera oportuna” sobre el coronavirus, según Pompeo, que lo definió como “un esfuerzo de desinformación comunista clásico”.

Un informe de Five Eyes, la alianza de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, señala a China por sus mentiras con el coronavirus. El demoledor escrito, de 15 páginas y del que informó ayer el Saturday Telegraph australiano, acusa al gobierno chino de mentir sobre la transmisión entre humanos del virus surgido en Wuhan.

También ataca a Pekín de hacer “desaparecer” a los científicos del país asiático que elevaron la alarma por la peligrosidad del Covid-19 y de negarse a ayudar a otros países en las investigaciones para conseguir una vacuna.

Te puede interesar: CIA señala que China mintió sobre avance de coronavirus

El periódico australiano detalló que los servicios de inteligencia de estos países tienen evidencias de que el virus salió del Instituto de Virología de Wuhan, no del mercado de animales cercano en el que China asegura que surgió. Además, criticó que China intentó dar poca importancia al brote mientras intentaba borrar todas las huellas de la enfermedad. Esto implicó destruir pruebas de laboratorio, censurar a científicos que alarmaban sobre la peligrosidad del coronavirus y no compartir muestras del virus con otros países.

En base a esos reportes, conocidos a última hora del sábado, seguramente Pompeo se expresó hoy.

También dijo que los disparos desde Corea del Norte hacia el Sur fueron “accidentales”. Este domingo Corea del Norte efectuó múltiples disparos contra Corea del Sur a la altura de la zona desmilitarizada que divide la península, lo que provocó una respuesta del ejército surcoreano, anunció Seúl.

Este inusual tiroteo se produjo un día después de que Kim Jong-un, el líder norcoreano. apareciera en público por primera vez en tres semanas tras especulaciones y rumores en el extranjero sobre su estado de salud.

Un puesto de guardia surcoreano fue alcanzado por varios tiros del Norte pero no se han registrado víctimas en el Sur, afirmó el estado mayor de Seúl.

Pompeo opinó que “no tiene precedentes” que el líder norcoreano Kim se tome un largo período de tiempo alejado del público. Aunque acotó la confianza de Estados Unidos en que se encuentra bien. “Vimos las fotos ayer, parece que Kim está vivo y bien”, dijo Pompeo.

Publicidad