El expresidente boliviano Evo Morales estará en La Habana hasta el fin de semana próximo para tratarse “problemas de salud”, confirmaron fuentes oficiales de la prensa.

El diario Granma, que es portavoz del gobernante Partido Comunista, recordó que Morales fue operado en Cuba en marzo de 2017, “cuando le extirparon un nódulo de las cuerdas vocales, y desde entonces ha regresado varias veces a la isla para controles médicos”.

“Bienvenido a Cuba el hermano expresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma”, expuso un mensaje en Twitter del canciller cubano Bruno Rodríguez.

Fue citado además el presidente argentino Alberto Fernández, quien dijo en Buenos Aires antes del viaje que “me parece que estaba con un tratamiento y tenía que viajar. Habló días atrás conmigo. Como refugiado no se le impide ir a Cuba”.

En La Habana se conoció que el exmandatario fue recibido en el aeropuerto internacional de La Habana por el viceministro de Relaciones Exteriores de la isla, Rogelio Sierra.

Esta fue la segunda ocasión en la que el exgobernante llegó a La Habana tras salir de su país después de denunciar un golpe de estado en su contra. En diciembre último, vino sorpresivamente a la isla procedente de México, donde había recibido asilo político.

El 12 de diciembre viajó de La Habana a Buenos Aires, donde tiene un estatus similar.

Publicidad